MLB

Rob Manfred revoca: Pandemia, causa de campaña de 60 duelos

El comisionado de la Gran Carpa señaló el miércoles que la liga siempre contempló que la temporada no sería de más de 60 partidos.

Rob Manfred
Gregory Bull Associated Press

El comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, ha intentado explicar sus declaraciones previas, en las cuales indicó que la volunta de la Major League Baseball siempre fue efectuar la temporada de no más de 60 encuentros "sin importar" cómo resultaran las negociaciones con la Asociación de Jugadores (MLBPA, por sus siglas en inglés).

"Mi punto es que sin importar lo que ocurriera con el sindicato, de cualquier modo, por la manera en la que las cosas se desarrollaron con el segundo repunte [de la pandemia por coronavirus], hubiéramos terminado con tiempo para únicamente 60 partidos. Mientras el tiempo transcurría, se volvió cada vez más claro que el virus sería el que diría qué tantos juegos podríamos jugar”, se retractó Manfred, de acuerdo con Bob Nightengale.

Las negociaciones comenzaron después del parón durante la segunda semana de marzo. Desde entonces, la liga y los jugadores no se lograron poner de acuerdo para establecer los lineamientos bajo las que se jugaría la temporada, pese a que a finales de marzo ambas partes firmaron un acuerdo normativo.

“Simplemente no íbamos a poder jugar más de 60 partidos en ese momento con todo cerrando. La realidad es que ahora tendremos suerte si podemos [jugar] 60 partidos dado el rumbo del virus", justificó Manfred para la columna de Nightengale en USA Today Sports.

La causa principal del embrollo fue el tema de los salarios. Los peloteros deseaban salarios completamente prorrateados por hasta 114 partidos de la temporada, mientras que los dueños sólo ofrecían el 33% de su paga, aproximadamente, y por menos partidos. Al final, prevaleció la voluntad de Manfred, quien impuso unilateralmente una campaña de 60 partidos con salarios prorrateados para los atletas.

Críticas al comisionado

El tiempo que duraron las negociaciones, Manfred estuvo mucho más expuesto de lo habitual. Sería apenas el primer verano sin Grandes Ligas. Ni siquiera la Primera o la Segunda Guerra Mundial evitaron que la Gran Carpa se efectuara. Además, mientras duraron las discusiones que traían consigo más confusión que claridad sobre la campaña, otras ligas como la NBA ya habían dictaminado lo que harían para resumir sus actividades. En ese sentido, la MLB se quedaba atrás.

Sin embargo, todo este altercado llegó después del veredicto de la Oficina del Comisionado a la organización de Houston Astros, y eventualmente a Boston Red Sox, por sus respectivas violaciones al reglamento de la liga al utilizar esquemas ilegales para robar señas, los cuales, en voz de analistas, se sancionaron con ligereza. Y, para sumarle más leña al fuego, la liga ha sido acusada de haber encubierto a New York Yankees de otro posible caso de robo de señas en la liga.