NEW YORK YANKEES

Yankees contarían con Aaron Hicks si MLB vuelve en julio

El patrullero central de los Yankees reconoció que lo que más le concierne es recuperar la fuerza en el brazo después de la cirugía Tommy John.

Aaron Hicks
Jim McIsaac Getty Images

La novena de New York Yankees comienza a sanar poco a poco. Así como el equipo equipo entero por la contingencia sanitaria, Aaron Hicks estuvo en reposo pero éste inició a finales de octubre, cuando se sometió a una cirugía Tommy John.

Si hay campaña de baseball este verano, se podría ver a Hicks salir al campo en el uniforma blanco a rayas: “Estaría listo para jugar”, dijo a New York Post. “El plan era julio para ver cómo me encuentro y estar listo para jugar partidos.

Por la naturaleza de su posición, Hicks deberá recuperar sus cualidades previas a la operación. Cualquier molestia podría ser impedimento para soltar el cañón desde los jardines del Yankee Stadium o incluso lo limitaría a su característico atrevimiento para lanzarse por la esférica cuando es requerido. “Quiero recuperar la fuerza en el brazo que tenía antes [de la cirugía]”, puntualizó Hicks, quien suma 30 asistencias desde las praderas en siete años de carrera ligamayorista.

"Voy a estar realmente bien. Ya estoy tirando desde 160 pies, tomando prácticas de bateo en el diamante y haciendo trabajo defensivo", señaló el pelotero a George A. King III, y señaló que su recuperación ha sido progresiva: "Estoy mejorando cada vez más [al tirar] día con día y cada semana. El lanzamiento se fortalece. Definitivamente está saliendo. Llega bajo sus propias reglas cuando quiere hacerlo. No estoy tan lejos. Tiraré hacia las bases llegando aquí [a New York] muy pronto, pienso que la próxima semana. Mi brazo se siente genial", detalló para despejar dudas sobre su rehabilitación.

En la banca

En la campaña anterior Hicks estuvo limitado a 59 partidos por un problema en la espalda que lo orilló a la caseta desde el entrenamiento primaveral. Su primer inicio llegó apenas el 15 de mayo para el duelo 41 en la campaña de los Mulos de Manhattan. Posteriormente, a principios de agosto, una lesión en la cadera frenó nuevamente su deseo de tomar el campo.

En esos 59 encuentros, en 221 turnos al bate, Hicks bateó para .235, 12 cuadrangulares y 36 impulsadas. Este año sería su quinto con la novena del Bronx, donde se ha ganado un puesto titular en las praderas, destacando más por su fildeo.