NFL

Dexter Manley es hospitalizado por complicaciones de COVID-19

El exjugador de Washington se encuentra con ventilación mecánica pues presentó problemas respiratorios luego de dar positivo a una prueba de coronavirus.

Dexter Manley
Owen C. Shaw Getty Images

El exjugador Washington Redskins, Dexter Manley, fue hospitalizado tras presentar problemas respiratorios relacionados con el coronavirus y se encuentra con ventilación mecánica, informaron dos de sus hijos a The Washington Post.

Manley, de 61 años, ingresó al hospital en el área de Washington el pasado viernes. El ventilador fue un recurso por el que optó el cuerpo médico hasta la tarde del sábado, indica el diario.

Su hija, Dalis Manley, comentó que han pasado dos semanas desde que su padre se ha sentido “muy débil” y agotado. La prueba del virus resultó positiva el pasado 2 de mayo. En ese lapso transcurrido, Dexter ha presentado fiebre constantemente y dificultad para respirar.

Ella en Atlanta y él en Washington D.C., Dalis habla constantemente con su padre por teléfono. “Creo que solamente está asustado”, comentó su hija, y también que el exatleta se ha sentido más enfermo recientemente que hace dos semanas, cuando aún podía ejercitar su cuerpo.

En la última semana, Manley comenzó con otros síntomas. Por las noches tenía toz y su fiebre empeoró, además de sentir escalofríos. Una vez que decidió acudir al hospital, los médicos le diagnosticaron neumonía, escribió Les Carpenter. Su hijo, Dexter Manley II, comentó que "no ha empeorado, pero que sí estamos preocupados por su respiración".

En 2006, Manley fue intervenido quirúrgicamente para removerle un quiste que retenía fluidos y le generaba presión a su cerebro, lo que ocasionaba en él una noción de desorientación.

Charles Mann, exestrella de los Redskins y también compañero de locución en un podcast junto con Manley, envió un mensaje a su colega el sábado por la tarde: "Dexter está en el hospital y estamos rezando para su pronta recuperación".

Trayectoria

Manley fue una figura central en la defensa de los Redskins por nueve temporadas de 1981 hasta 1989. En ellas, colocado al extremos derecho de la línea defensiva de Washington, Manley logró 91 capturas a mariscales de campo y tuvo una racha de cuatro temporadas con más de 11 sacks, siendo la campaña de 1986 su mejor año (18.5), por lo que se ganó el mote de "Secretario de la Defensa".

En sus nueve temporadas en el Distrito de Columbia, Manley llegó en tres ocasiones al Super Bowl y en dos ediciones (XXII, XVII) salió campeón con los Redskins, dirigidos por el entrenador más ganador en la historia de la franquicia, Joe Gibbs (154-94).

En 1990 llegó al desierto de Arizona pero solo duró cuatro encuentros con el equipo, cuando se les conocía como Phoenix Cardinals. Un año más tarde, en 1991, llegó a Tampa Bay. Con los Buccaneers sumó 6.5 sacks y terminó con un total de 97.5 en su carrera.