Temas del día Más temas

Pittsburgh Steelers

James Harrison sugiere pago de Mike Tomlin tras golpe ilegal

El exlinebacker de los Steelers aseguró que durante 2010 el todavía coach del equipo le extendió un sobre, aunque no reveló el contenido de este.

James Harrison tacklea a Mohamed Massaquoi
Don Wright AP

Durante prácticamente 14 años (divididos en tres etapas) James Harrison se volvió una institución en la defensiva de los Steelers. El otrora linebacker era un implacable golpeador que se creó una reputación en la NFL y ahora, a poco más de dos años de su retiro, el exjugador podría haber destapado una cloaca en contra de Pittsburgh.

Este jueves, en una entrevista para el podcast Going Deep, Harrison detalló que durante el duelo de semana 6 de la campaña 2010, Mike Tomlin le pidió golpear al ex wide receiver Mohamed Massaquoi, en ese entonces con los Browns, lo más duro posible, lo que representó una conmoción cerebral para el receptor, un castigo para el defensivo y una multa de 75 mil dólares.

"Escuchen, lo juro por todo lo que amo, sobre la tumba de mi papá; golpeé a ese hombre con la mitad de mi fuerza porque quería quitarle el balón. Si hubiera sabido que me costaría 75 mil dólares, hubiera intentado matarlo", aseguró Harrison.

No obstante, lo preocupante de la revelación de Harrison es que dejó entrever que tras el juego pudo haber recibido un pago por parte de Tomlin, lo que implicaría que el coach le pagó por haber lesionado a un compañero de profesión o intentó cubrir el monto de la multa.

"No voy a mentirles cuando eso pasó. La mejor cosas que Mike Tomlin hizo, fue entregarme un sobre después de eso. No diré que tenía, pero me dio un sobre tras el incidente", explicó Harrison, quien con su declaración levantó las sospechas de muchos aficionados y podría ser la punta de lanza para iniciar una investigación en contra de los Steelers.

¿Steelers, con esquema como el de Saints?

En 2012 la NFL reveló que entre 2009 y 2011 los Saints, liderados por el coordinador defensivo Gregg Williams y el coach Sean Payton, crearon un sistema de recompensa a los jugadores de la unidad que pudieran lesionar a un rival. Ante esto, la NFL aplicó múltiples medidas disciplinarias en contra de la organización de NOLA.