MLB

Ozzie Guillén cuenta anécdota con Michael Jordan

Jordan jugó para la Barons en la Doble-A al mismo tiempo que Guillén era parador en corto de Chicago White Sox.

Estados Unidos
0
Ozzie Guillén

La serie documental 'The Last Dance', que da testimonio a la última temporada del segundo tricampeonato de Chicago Bulls, ha marcado la agenda en los medios deportivos durante las últimas semanas.

Con ella, aficionados retoman las hazañas de Michael Jordan para hablar de ellas. Pero también otros deportistas, y aprovechan para compartir historias que vivieron al lado de “Su Majestad”.

Uno de ellos es el expelotero y exentrenador de Chicago White Sox, Ozzie Guillén, quien contó en White Sox Talk Podcast la ocasión en la que Jordan lo venció en un juego de billar.

“Fuimos a jugar billar, y mi padre vivía de ello en Venezuela. Y Michael continuaba apostándome y mi papá me decía, ‘Te está timando, te está timando, se saldrá con la suya’”, recordó Guillén a Chuck Garfien.

Acto seguido, Jordan puso el dinero sobre la mesa “y nos venció como por 700 dólares. Mi padre se molestó conmigo y me dijo, ‘Te lo advertí, sé lo que está haciendo’", relató el exdirigente de los White Sox.

Al día siguiente querían su dinero de vuelta, pero MJ comenzó a reírse, comentó.

“Nunca había visto a nadie jugar billar como él. Y lo digo porque mi padre creció haciéndolo, y cuando lo vio [a Jordan] jugar billar dijo, ‘Nunca he visto a nadie jugar así’. Era un gran jugador de billar”, reconoció el venezolano.

Además de vencerlo en el billar, también le ganó a él y a Joey Cora, excompañero de Guillén en los White Sox de 1991 a 1994, en un juego de basketball de dos contra uno.

Otro ídolo en Chicago

Guillén llegó a Chicago un año más tarde que Jordan, en 1985, y en su primera temporada con la novena obtuvo el premio al Novato del Año.

Pasó en Illinois la mayor parte de su carrera, 13 de sus 16 temporadas, y obtuvo tres invitaciones al All Star y un Guante de Oro.

En su segundo año como entrenador del equipo, en 2005, Guillén llevó al equipo de la AL Central a levantar el primer Trofeo del Comisionado desde que los “Black Sox” obtuvieron el polémico título en 1917, 88 años atrás.

Esa postemporada, Chicago solamente perdió uno de sus 12 partidos disputados, y Guillén obtuvo el premio al Entrenador del Año en la Americana.