Temas del día Más temas

PITTSBURGH STEELERS

Llegada de Claypool entusiasma a Ben Roethlisberger

El veterano pasador tendrá un nuevo receptor en los Steelers para la próxima campaña en el novato de Notre Dame.

Chase Claypool
Michael Conroy Associated Press

No existe ni un solo quarterback en la NFL al que no le entusiasme la llegada de nuevos receptores y, en ese sentido, Ben Roethlisberger no es la excepción. En particular, después de saber lo que Kevin Colbert y la gerencia son capaces de hacer a la hora de detectar talento en la posición.

El viernes pasado, Colbert y los Pittsburgh Steelers volvieron a apostar por engrosar el arsenal del “Big Ben” al tomar con su primera selección del Draft de 2020, la 49na global, al receptor Chase Claypool de Notre Dame. Un tipo tan grande y fuerte que en el combine practicó con los tight ends. Y alguien que puso una sonrisa en el rostro de cierto quarterback de 38 años.

“Sinceramente no sé mucho sobre Chase más allá de sus números y su tamaño, pero estoy entusiasmado”, dijo Roethlisberger a The Athletic. “He escuchado que es un tipo bueno y trabajador y un gran compañero. Estoy seguro de que le emociona llegar a compartir la sala de receptores y aprender de un gran jugador como JuJu (Smith-Schuster)”.

Ben tiene motivos para estar emocionado, considerando el historial del equipo en el draft en lo que se refiere a receptores. Desde que Colbert asumió el cargo al frente de las decisiones de personal, y por lo tanto del Draft, en 2000, Pittsburgh ha tomado a 24 receptores, 14 de ellos en las tres primeras rondas, con excelentes resultados.

De los 14 receptores que Pittsburgh ha seleccionado en las tres primeras rondas del Draft en el nuevo siglo, únicamente cinco de ellos no pudieron establecerse en la liga: Wiilie Reid (3ra en 2006), Limas Sweed (2da 2008), Markus Wheaton (3ra 2013), Dri Archer (3ra 2014) y Sammie Coates (3ra 2015). ¿Quiénes? Exactamente.

En cambio, en ese mismo lapso el equipo ha sumado vía draft a nombres de la talla de Plaxico Burress (2000), Antwaan Randle El (2002), Santonio Holmes (2006), Mike Wallace (2009), Emmanuel Sanders (2010), Martavis Bryant (2014) y sus tres titulares actuales: Smith-Schuster (2017), James Washington (2018) y Diontae Johnson (2019). Mención especial a Colbert por encontrar a Antonio Brown en la sexta ronda de 2010.

Claypool también tiene motivos para sentirse entusiasmado. Pittsburgh no solamente ha demostrado que sabe lo que hace en lo referente a receptores, sino que el grupo actual en la posición con JuJu, Washington y Johnson le brinda al novato una buena posibilidad de competir por la titularidad.

Después de todo, los Steelers fueron penúltimos en 2019 en ataque aéreo, aunque en su descargo eso dice más del nivel de juego de sus pasadores —Mason Rudolph y Devlin Hodges— que de los receptores. Johnson encabezó al equipo con 59 recepciones y 5 recepciones de touchdown, Washington fue líder de los Steelers con 735 yardas, mientras que Smith-Schuster sufrió un marcado retroceso a causa de las lesiones y el nivel de juego del lado emisor de sus envíos.

Claypool no es el tipo más rápido, pero ha demostrado tener excelentes manos y corre rutas precisas. Eso podría ser más que suficiente para convertirse en un blanco confiable para Ben, especialmente en trayectorias cortas y el centro del campo, permitiéndoles a los explosivos Johnson y Washington abrir el campo con su velocidad.

Pittsburgh tiene razones para ver al grupo actual de receptores con optimismo. La posición tiene talento, juventud y profundidad para mantenerse cubierta en el futuro previsible y, si Claypool responde a las expectativas, Pittsburgh puede aspirar a tener un cuadro titular similar al que tuvo entre 2010 y 2012, cuando Wallace, Sanders y Brown convirtieron a los Steelers en una de las ofensivas más talentosas de la NFL.