NFL

San Francisco 49ers deja ir a Matt Breida y a Marquise Goodwin

Los cambios en el roster del actual campeón de la NFC continúan mientras avanzan las últimas dos rondas del NFL Draft.

Matt Breida y Chris Goodwin

Joe Staley no sería la única pieza que perdería Kyle Shanahan en el marco del NFL Draft 2020. De acuerdo con múltiples reportes, se informó que la organización de la bahía perdió dos elementos del ataque hacia la otra costa: a su corredor Matt Breida en un intercambio con Miami Dolphins y al receptor abierto Marquise Goodwin, quien será ahora velocista en el esquema de Doug Pederson.

El gerente general de los Niners, John Lynch, acordó con Chris Grier, su símil en Miami, traspasar a Breida a cambio de su selección de quinta ronda. Con ella, los Niners tomaron a Colton McKivitz, tacle ofensivo de West Virginia.

Los Niners aún tienen en su plantilla a Tevin Coleman y a Raheem Mostert, quienes junto a Breida conformaron un poderoso tridente en el backfield durante 2019. De ellos tres, Breida fue quien acumuló la segunda mayor cantidad de yardas en el ataque terrestre (623), pero el que menos veces anotó por esa vía (1).

Marquise Goodwin

Goodwin solamente se uniformó en nueve encuentros para los 49ers. En ellos, su producción resultó baja, con 12 recepciones para 180 yardas y una anotación, atrapando el 57.1% de sus pases únicamente.

A cambio del egresado de Texas, Sa Francisco recibió el pick 190, que emplearon para agregar al ala cerrada Charlie Woerner, egresado de Georgia, para ayudar a George Kittle, considerado entre los dos mejores de su posición en la NFL (Travis Kelce).

El receptor veterano, de 29 años, llegará al Lincoln Financial Field con un contrato asegurado hasta 2021, cuyo salario base para 2020 es de 3.95 millones de dólares. Y aunque sus números no son los ideales, los Eagles le darán mayor velocidad a su cuerpo de receptores, luego de seleccionar a Jalen Reagor en la primera ronda.

Philadelphia, además, sorprendió en la segunda ronda cuando seleccionó al mariscal de campo Jalen Hurts, a quien los analistas consideran un prototipo de Lamar Jackson, actual MVP de la NFL, pues su estilo se destaca por ser un corredor habilidoso con la capacidad de crear jugadas de alto impacto cuando éstas son diseñadas, pero con notables deficiencias en el brazo.