MLB

MLB contempla jugar temporada 2020 entre Arizona y Florida

La MLB se ha dividido en dos ligas desde que la Americana se integró a la par de la Nacional en 1901. Ahora contemplan romper con ese formato y reasignar las divisiones.

Estados Unidos
0
Spring Training, Arizona
RALPH FRESO AFP

Ha transcurrido más de un siglo desde que la Major League Baseball integró a la Liga Americana (1901) junto con la Nacional, y desde entonces la Gran Carpa se ha jugado así año con año. Sin embargo, la tradición podría pasar a segundo plano con tal de jugar la campaña 2020.

De acuerdo con un reporte de Bob Nightengale, de USA Today Sports, la liga se replantea, entre una lluvia masiva de ideas por llevar a cabo la temporada suspendida en turno, la posibilidad de eliminar el formato de la Nacional y la Americana para este año y reasignar las seis divisiones para una “temporada abreviada”.

¿Cómo se organizaría?

De llevarse a cabo, los equipos regresarían a sus respectivos sitios del Spring Training, unos en Florida y otros en Arizona, donde jugarían los encuentros de la temporada regular y sin la presencia de los aficionados “como un esfuerzo para reducir el traslado y minimizar los riesgos en medio de la pandemia de COVID-19”, apunta Nightengale, según le contó una fuente de alto rango en la liga que prefirió mantenerse en el anonimato.

Por obvias razones, en concordancia con la reducción a los traslados, se reasignarían las divisiones para cada liga de la primavera.

En la Grapefruit League (Florida), se dividirían en Norte, Sur y Este.

GRAPEFRUIT LEAGUE

NORTE SUR ESTE
Yankees Red Sox Nationals
Phillies Twins Astros
Blue Jays Braves Mets
Tigers Rays Cardinals
Pirates Orioles Marlins

Por otro lado, la Cactus League (Arizona) dividiría a sus equipos participantes en Noreste, Oeste y Noroeste.

CACTUS LEAGUE

NORESTE OESTE NOROESTE
Cubs Dodgers Brewers
Giants White Sox Padres
Diamondbacks Reds Mariners
Rockies Indians Rangers
Athletics Angels Royals

Logísitca

En el caso de la Cactus League hay mayor viabilidad para continuar con la idea, pues los equipos tienen sus sedes cercanas entre sí, quedando a menos de una hora vía terrestre.

En cuanto a la Grapefruit League, los equipos tienen sus facilidades desparramadas a lo largo del estado y habría mayores complicaciones para confinar a su personal en caso de ser necesitado.

Para fines lucrativos de la liga, tiene mayor sentido dividir la Gran Carpa entre Florida y Arizona que llevarla a cabo únicamente en el desierto —como se tenía planeado—, pues así se tendrían a disposición más estadios para jugar los partidos y con la diferencia de horarios la planificación diaria permitiría transmitir más partidos a través de la televisión y reducir así sus pérdidas económicas, en medida de lo posible.