Tampa Bay Buccaneers

Chris Godwin apoya a Jameis Winston: No todo fue su culpa

A pesar de lanzar 30 intercepciones y de no recibir una oferta, Tampa Bay sigue defendiendo a su exquarterback.

Chris Godwin y Jameis Winston
Will Vragovic Getty Images

Nadie va a culpar a los Buccaneers por haber reemplazado a Jameis Winston con Tom Brady. Después de todo, es como cambiar tu Chevy 97 con el que llevas 20 años por ese BMW clásico que siempre quisiste y tal vez no te lleve más lejos, pero te hará lucir bien durante el trayecto.

Winston fue tan responsable de acercar a los Bucs a playoffs como de mantenerlos lo suficientemente lejos, gracias a una campaña de 5,000 yardas y 33 pases de touchdowns, ensombrecidos por sus infames 30 intercepciones que coronaron la primera temporada 30-30 en la historia de la NFL.

Los Bucs no le guardan rencor. Tampoco le renovaron el contrato, pero no le guardan rencor.

Días después de que el coach de Tampa Bay Bruce Arians se comunicara con un par de equipos, aún desconocidos, para recomendar los servicios de su ahora exquarterback, el martes por la mañana el receptor Chris Godwin reforzó la campaña de respaldo a favor de Winston.

“Definitivamente pienso que recibió más culpa de la que merecía”, dijo Godwin, quien se catapultó al Pro Bowl en su tercer año con Winston del otro lado del balón. “Creo que es un quarterback muy, muy talentoso. Obviamente hace cosas que realmente no se pueden ensear, pero también hizo jugadas que no fueron inteligentes”.

Godwin tiene razón… hasta cierto punto. A fin de cuentas, no todas las intercepciones son siempre culpa del quarterback, mucho menos 30 de ellas. Pero también es cierto que de los 30 envíos al equipo contrario de “Jaboo” en 2019, 20 de ellos fueron en siete de las nueve derrotas de los Bucs. Prácticamente tres por encuentro.

Sin embargo, Godwin se apega al libreto.

“Pero muchos de los errores e intercepciones que tuvo, diría que la mitad de ellos fueron porque alguien más se equivocó en su lectura”, dijo el explosivo wide receiver en una entrevista con The Boardroom.

Después de leer las palabras de Godwin y Arians ─“lo amo y lo odio”─ es evidente que Winston era un jugador sumamente popular en Tampa Bay y algunas de las voces más calificadas del equipo han iniciado una campaña para que “Jaboo” pueda extender su carrera con otro equipo.

No será fácil. Winston no solo enfrenta el evidente problema de sus 30 intercepciones, sino un mercado sumamente reducido para un quarterback titular. Además, está el ligero problema de su reputación fuera de los emparrillados.

Desde las acusaciones de violación en Florida State ─detalladas en el documental de Netflix “The Hunting Ground”─ y la suspensión en 2018 por una supuesta agresión sexual a una conductora de Uber, Winston simplemente viene con demasiados focos rojos incluidos.