NEW ENGLAND PATRIOTS

Devin McCourty ve a Stidham como el quarterback de Patriots

Además de Stidham, Cody Kessler y Brian Hoyer son los mariscales de campo que competirán por el puesto en New England.

Devin McCourty
Kathryn Riley Getty Images

La partida de Tom Brady de Foxborough hacia Tampa Bay marcó el inicio de una nueva etapa en el Gillette Stadium.

Jarrett Stidham, Cody Kessler y el recién llegado mariscal de campo Brian Hoyer, que firmó por un año y 1.05 millones de dólares, son los candidatos a competir por el espacio detrás del centro donde ahora solo queda la sombra de Brady. El último de ellos, el veterano de 34 años, es quien más familiarizado está con el esquema ofensivo de los Patriots, pues esta será su tercera permanencia con el equipo.

Sin embargo, Hoyer solamente ha iniciado 38 partidos únicamente en una carrera de 11 años en los emparrillados, y en ellos mantiene marca de 16-22. Kessler tiene apenas tres años en la liga y en 2019 estuvo inactivo. Su mejor oportunidad llegó con Cleveland Browns (2016), pero terminó 0-8 como titular.

Por otro lado, Stidham fue seleccionado por Bill Belichick en la cuarta ronda (pick 133) del anterior NFL Draft. El egresado de Auburn recibió su pase a los Patriots, esperando la organización encontrar un posible reemplazo para Brady, pues de cara a la última campaña, el contrato del veterano entraba a su última fase. En su momento, tras un juego de pretemporada, el entrenador en jefe del equipo dedicó unas palabras sobre su mariscal de campo novato: “Stidham tiene un buen brazo. Creo que lanza la pelota con precisión”, comentó Belichick.

Voto de confianza

Un año después de ver su evolución durante las prácticas del equipo, el defensivo Devin McCourty confía en que Stidham es el hombre indicado para tomar el lugar del centro en el Gillette Stadium. "Para mí, lo mejor para Stiddy fue que tuvo que ir en contra de nuestra defensa cada semana. No la tenía fácil. Amo su equilibrio. En ocasiones, finjía la presión, hacíamos contacto visual y solamente comenzaba a sonreír y a reírse."

"Para mí, había semanas en las que estaba en un gran nivel. Y esas fueron algunas de las semanas en las que estábamos mejor como defensa, principalmente por que Siddy nos vencía durante la práctica marcando el ritmo del encuentro, y me parece que ponía más presión en nosotros", comentó el defensivo secundario en el podcast que comparte con su hermano y excompañero de equipo Jason McCourty.

"Así que realmente admiro lo duro que trabaja, y después tuve la oportunidad de conocerlo fuera del emparrillado también. Realmente es un buen muchacho. Joven, pero muy maduro. Está casado. Creo que los Stidhams se mantendrán en New England por un largo tiempo", sumó el safety veterano.