Los Angeles Dodgers

Dave Roberts ve Grandes Ligas en el futuro de Víctor González

El zurdo mexicano ha tenido un ascenso meteórico dentro de la organización angelina y 2020 podría ser el gran año.

Víctor González con los Dodgers
Jon HooSoo Los Angeles Dodgers

El idilio de los Dodgers con los zurdos mexicanos data de Fernando Valenzuela y se ha mantenido vigente durante generaciones. En 2020, la novena angelina podría sumar otro nombre a la lista en Víctor González.

Menos de una semana después de nombrar a otro zurdo mexicano, Julio Urías, como parte de la rotación de abridores para la siguiente campaña, el manager de Los Ángeles Dave Roberts no se guardó elogios hacia González apenas dos días después de su debut como abridor en el spring training de los Dodgers.

¿Qué tanto le gusta González a Roberts? Lo suficiente para decir a los cuatro vientos que estaría sorprendido si no lo ve con el equipo grande en el transcurso de esta campaña.

“Su capacidad para lanzar en distintas situaciones es muy valiosa, pero este muchacho tiene un gran brazo”, dijo el timonel angelino al sitio web Dodger Insider. “Quiero ver que siga progresando con su comando. Pero tiene un buen slider, un buen cambio”.

No existe un mayor voto de confianza a estas alturas del calendario, cuando apenas va una semana de juegos de pretemporada, que el hecho de que el manager ya esté guardando un lugar en el equipo grande ─aunque no necesariamente para el Día Inaugural─ para un lanzador de 24 años que apenas hace dos años estaba en Clase A.

Pero el originario de Tuxpan, Nayarit, ha demostrado en cada oportunidad que cuenta con el talento para ganarse cada uno de los elogios de Roberts.

Inició la temporada anterior en Clase A Alta y tuvo 1.65 de efectividad con 36 ponches en 27 innings y un tercio antes de ser ascendido a Doble-A Tulsa (3-1, 2.23 de carreras limpias en 48 innings y un tercio y dos salvamentos), antes de llegar a la antesala de Grandes Ligas, donde acumuló 15 apariciones _─todas de relevo─ con 13 ponches en 14 entradas de labor.

A pesar de su progreso, González tiene la madurez suficiente para reconocer que aún hay trabajo por hacer antes de llegar a la cúspide.

“Solo trato de trabajar con el control de mis lanzamientos, la curva, el slider, el cambio”, dijo el nayarita a Dodger Insider a través de un traductor. “Saber cuándo tirarlos en strike y cuando necesito lanzarlos en bola, es algo que puedo seguir trabajando y seguir abriendo ojos”.

Puntos finos que pueden convertir una promesa en realidad. Por lo pronto, González ya cuenta con dos de los atributos que más le llaman la atención a Roberts: Un brazo potente y la versatilidad. Agréguenle la actitud.

“Estoy preparado mentalmente para lo que necesiten que haga”, dijo González, quien el martes permitió una carrera y dos hits con un ponche en la derrota ante los Diamondbacks. “Ya sea desde el bullpen, estoy listo. Si necesitan que abra, también estoy listo”.