MLB

Yu Darvish pide que despojen a los Astros del título

El abridor del séptimo juego de la Serie Mundial de 2017 por los Dodgers exige justicia ante el escándalo del robo de señales de Houston.

Yu Darvish con los Dodgers
Tim Bradbury Getty Images

Durante las dos temporadas posteriores a su apertura en el séptimo juego de la Serie Mundial de 2017 con Los Angeles Dodgers, Yu Darvish tuvo que cargar con la etiqueta de villano al ser sacudido por los Houston Astros.

Ahora, la historia y los hechos han exonerado a Darvish y colocado la etiqueta de villano donde corresponde, en unos Astros que hicieron trampa en su camino al campeonato. Es momento de hacer justicia.

“Es como en los Juegos Olímpicos”, declaró el domingo el japonés. “Cuando alguien hace trampa no puede conservar la medalla de oro, ¿o sí? Pero ellos aún tienen un título de Serie Mundial. Está raro”.

Darvish es tan solo el más reciente en una larga lista de peloteros que han arremetido contra los Astros por su escándalo de robo de señales. Si las palabras del ahora abridor de los Cubs son más fuertes que la norma alrededor de la liga es porque Darvish fue, tal vez, el más afectado por lo que ahora se sabe era una sofisticada treta para informar a los bateadores del próximo pitcheo del lanzador rival.

Los números no mienten. En sus dos aperturas previas en la postemporada de 2017 (2-0), el derecho trabajó 11 innings y un tercio en los que otorgó apenas ocho imparables, dos carreras, dio una base por bolas y ponchó a 14 enemigos. El dominio se convirtió en miseria una vez que los Dodgers alcanzaran su primera Serie Mundial desde 1988.

Darvish abrió los juegos 3 y 7 del Clásico de Otoño y apenas se mantuvo en el centro del diamante por espacio de 3 entradas y un tercio en los que admitió nueve carreras, ocho limpias, con nueve hits, sin ponches y dos bases por bolas. En palabras de Darvish: “Está raro”.

“Sabía que estaba robando señales, pero al mismo tiempo, no estuve bien durante la Serie Mundial”, admitió el lanzador. “Ahora soy mejor por todo lo que tuve que pasar. Pero sí, todos se preguntan sobre sus números contra ellos”.

Su última actuación con los Dodgers, una derrota de 5-1, le costó el título de Serie Mundial y se vio recortada ante reportes de que estaba “tipeando” sus lanzamientos ─un sutil cambio en su mecánica que le permitía al rival saber si venía con lanzamientos rompientes o de velocidad.

“¿Estaba tipeando o estaban robando?”, preguntó el derecho de 33 años hace unas semanas en redes sociales.

Parece que ya sabemos lo que en realidad sucedió, así el dueño de los Astros Jim Crane se niegue aceptar el hecho de que la treta de su equipo alteró el resultado en el campo. Y Crane no es el único, el sábado el shortstop de los Astros Carlos Correa expuso su versión del escándalo y arremetió contra los críticos del equipo obviamente, ningunos más vocales que los miembros de los Dodgers que se sienten robados.

“Ellos hacen trampa, no creo que deberían estar hablando en este momento”, dijo Darvish en referencia a los comentarios de Correa. “Hubo quienes perdieron su trabajo. Necesitan demostrar más que una disculpa. No siento nada por ellos”.