AGENCIA LIBRE

Una docena de equipos, en busca de su Tannehill

Hasta una docena de equipos podría iniciar la campaña 2020 con un quarterback titular nuevo, obtenido ya sea en la agencia libre, canje o el Draft.

Prescott, Rivers y Bridgewater

Un pasador que llegó a su nuevo equipo vía intercambio terminó con el mejor rating en 2019: Ryan Tannehill, quien tuvo una presentación sorpresiva con los Tennessee Titans. Su índice de 117.5 fue el mejor entre los quarterbacks calificados, y con él y un impresionante ataque terrestre, encabezado por Derrick Henry, el equipo del coach Mike Vrabel dio dos sorpresas en los Playoffs y se quedó a un triunfo del Super Bowl.

Ahora los Titans deben decidir qué hacer con Tannehill. Desafortunadamente para la gerencia general en Tennessee, Henry también es un potencial agente libre y es muy complicado que pueda retener a ambos.

En marzo del año pasado, los Miami Dolphins mandaron a Tennessee al veterano pasador y una selección de sexta ronda a cambio de un pick de séptima ronda en 2019 y una de cuarta para el Draft de este año.

Tannehill inició los últimos 10 juegos de la campaña regular y terminó con récord de 7-3, para ayudar a los Titans a regresar a los Playoffs por segunda ocasión en tres años.

NO SOLO ES BRADY

Por supuesto, Tom Brady ha acaparado los reflectores, pero el veterano de los Patriots no es el único quarterback al que hay que seguirle los pasos cuando arranque el periodo de la agencia libre.

Nombres como los de Teddy Bridgewater (New Orleans Saints), Dak Prescott (Dallas Cowboys), Jameis Winston (Tampa Bay Buccaneers), Marcus Mariota (Tennessee Titans), Philip Rivers (Los Angeles Chargers) y Case Keenum (Washington Redskins) también estarán en la conversación a partir del 18 de marzo, cuando arranque oficialmente el periodo de la agencia libre 2020.

Bridgewater ganó los cinco juegos en los que sustituyó a Drew Brees al inicio de la campaña y demostró que aquella lesión en la rodilla que lo dejó fuera toda la temporada 2017, es sólo una anécdota.

Prescott quiere una extensión de contrato y, según reportes, ganar lo mismo que gana Russell Wilson, así que los Cowboys tienen la opción de colocarle la etiqueta de jugador franquicia y él tiene la opción de hacer un hold out hasta que Jerry Jones le pague lo que pretende.

Pero si es verdad que Jerry quiere a Brady, entonces Prescott no tendría cabida en Dallas y sería otro “pez gordo” en la agencia libre.

Brady y Rivers quieren demostrar que aún les queda gasolina en el tanque y que pueden ganar en otro equipo, pese a su edad.

Winston fue líder de la NFL en 2019 con 5,109 yardas aéreas y se convirtió en el octavo quarterback de la historia de la liga que supera la marca de las 5,000 yardas en una campaña.

Suma tres temporadas con al menos 4,000 yardas, pero Winston es una máquina de tirar intercepciones, con 30 el año pasado y 88 en 70 juegos como titular, en los que tiene marca de 28-42.

Mariota, quien fue la segunda selección global del Draft 2015, detrás de Winston, fue enviado a la banca y desde ahí vio cómo Tannehill llevó a sus Titans a los Playoffs.

Todo indica que esa fue su última oportunidad en Tennessee y ahora le espera la agencia libre.

Finalmente, Keenum sabe que en Washington el quarterback del presente y futuro es Dwayne Haskins, así que si los Redskins no lo recontratan, en 2020 Keenum llegará a su sexto equipo en igual número de años.

Brady hará más interesante la agencia libre, por supuesto, pero hay otros quarterbacks que, como Tannehill, podrían ser la pieza que algunos equipos necesitan para regresar a la postemporada.