CLEVELAND BROWNS

La NFL reintegra a Myles Garrett de forma inmediata

El ala defensiva de los Browns fue suspendido indefinidamente y multado con 45,623 dólares por sus acciones en la riña del TNF en la Semana 11.

Myles Garrett
David Richard AP

La reunión entre el comisionado de la NFL Roger Goodell y Myles Garrett acabó con un óptimo desenlace para la organización de la familia Haslam.

El ala defensiva de Cleveland Browns, Myles Garrett, recibió su reintegración de la NFL, misma que será efectiva de forma inmediata, por lo lo que podrá incorporarse al equipo y participar en los entrenamientos del nuevo entrenador Kevin Stefanski una vez que éstos den inicio el próximo abril.

El producto de Texas A&M fue suspendido por la liga de forma indefinida -lo que lo ausentó en los últimos seis encuentros de 2019-, por sus acciones en la riña que tuvo lugar entre Pittsburgh Steelers y los Browns en el Thursday Night Football de la jornada 11 del anterior calendario. 

"Recibimos a Myles de regreso en nuestra organización con los brazos abiertos. Sabemos que está agradecido de su reintegración, ansioso de dejar atrás el pasado y continuar evolucionando y creciendo como líder", expresó el gerente general de Cleveland, Andrew Berry. "Esperamos tener su presencia positiva de vuelta como compañero, jugador y persona en nuestra comunidad", sostuvo el recién llegado al FirstEnergy Stadium.

En su tercer año en la liga, luego de ser seleccionado en el primer puesto global del NFL Draft de 2017, Garrett fue el líder en capturas de mariscal de campo (10) en el equipo, a pesar de solo jugar una decena de partidos, y también forzó un par de balones sueltos. Sus 18 golpes a quarterbacks lo posicionaron como el máximo cazador en la defensa de

Sancionados

Los duelos divisionales llegan a un grado intenso de rivalidad. Sin embargo, aquel encuentro entre los integrantes de la AFC Norte se salió de control. Garrett le zafó el casco al mariscal de campo de Mike Tomlin, Mason Rudolph, e hizo un swing completo, con el casco en mano, de arriba hacia abajo que terminó por impactar la cabeza del pasador. Por su involucramiento, el remplazo del "Big Ben" tuvo que pagar una multa por 50 mil dólares.

En total, 33 jugadores fueron multados, además de las dos franquicias. La NFL recibió 732,422 dólares en total por las sanciones económicas de aquella noche.