SAN FRANCISCO 49ERS

Kyle Shanahan no se arrepiente de decisiones en el Super Bowl

El coach de los 49ers le da crédito a los Chiefs por su victoria en el Super Bowl y dice sentirse orgulloso por cómo hicieron las cosas.

Kyle Shanahan con 49ers
John Bazemore AP

Kyle Shanahan ha sido criticado y señalado como el culpable de la derrota de los San Francisco 49ers en el Super Bowl LIV ante los Kansas City Chiefs.

Los Niners entraron al último cuarto del partido con ventaja de 20-10 y luego aceptaron 21 puntos sin respuesta para caer 31-20 en Miami.

La crítica se basa, principalmente, en el hecho de que Shanahan abandonó la carrera cuando Patrick Mahomes y los Chiefs iniciaron la remontada.

El ataque terrestre no sólo es el fuerte de la ofensiva de San Francisco, sino que le hubiera permitido consumir el reloj y mantener en la banca al estelar quarterback de Kansas City.

Sin embargo, el coach de los 49ers no se arrepiente de ninguna de sus decisiones en el Super Bowl.

“No. Lo he repasado todo. Probablemente mil veces en los últimos tres días. Y en realidad no hay [algo de qué arrepentirse]”, dijo Shanahan. “Sé lo que no hicimos y lo que sucedió, pero le doy mucho crédito a Kansas City. Hacer ese tercer down y 15 no es un asunto de alto porcentaje. Lo ha sido con Mahomes este año. El receptor más rápido [de los Chiefs] Tyreek [Hill] superó a nuestra defensa”.

Esa fue la jugada que cambió el partido y que inició la remontada de Kansas City, tercera para los Chiefs en los Playoffs 2019.

“Realmente pensé que teníamos el juego ganado en ese momento. Luego ves cómo puedes regresar. Con las llamadas, siempre quieres que funcionen, así que cada vez que una no funciona, piensas: ‘OK, pensaré en algo diferente, y que espero que lo puedan ejecutar’. Estaba muy contento con la manera en la que el juego iba, desde el punto de vista de las llamadas”, agregó Shanahan.

“Lo que sí estaba contemplando era, después de que fallamos el pase a Emmanuel [Sanders], supe lo cansados que estaban nuestros muchachos. Eso fue lo más difícil, que realmente quería pedir un tiempo fuera para darles la energía para vencer a los esquineros nuevamente”, confesó.

Jimmy Garoppolo no pudo conectar con Sanders cuando el receptor de San Francisco había superado a un par de backs defensivos de Kansas City. La jugada significaba el touchdown con el que los Niners habrían retomado la ventaja, a 1:33 del final del Super Bowl.

Shanahan aseguró que no ha perdido la confianza en su quarterback.

“La misma [confianza] que el día anterior al Super Bowl. No hay diferencia”, dijo el coach. “Estaba camino a ser del MVP del Super Bowl. Todos sabemos que no hicimos esas jugadas al final. Hicimos esas jugadas todo el año, todo nuestro equipo. Esa es una de las razones por las que llegamos ahí. Siempre que no haces esas jugadas al final en un juego como ese, en primer lugar el quarterback será atacado y luego, por lo general, el que llama la jugada. Entendemos que así es como funciona”.

Shanahan mandó un mensaje a sus críticos, diciéndoles que “todo el mundo puede evaluar todo lo que quiera”, y aseguró sentirse orgulloso por cómo se hicieron las cosas en San Francisco durante la campaña y que la derrota en el Super Bowl sólo los hará más fuertes.

“Es difícil el duelo tras perder un Super Bowl. Comenzaremos ese proceso”, finalizó.