Seahawks
23
FIN
28
Packers

NFL PLAYOFFS

Rodgers hace magia en triunfo de Packers sobre Seahawks

Green Bay vuelve a la Final de la NFC por primera vez desde 2016 y se enfrentará a San Francisco en una reedición de una añeja rivalidad.

Aaron Rodgers con Packers
Quinn Harris AFP

Bienvenidos de regreso a la década de 1990. Es 49ers contra Packers por un lugar en el Super Bowl. Aaron Rodgers se encargó de que Green Bay sellara su boleto de regreso a la Final de Conferencia con una actuación clásica.

Rodgers conectó dos pases de touchdown con Davante Adams, Aaron Jones sumó dos anotaciones por la vía terrestre y la defensiva de Green Bay contuvo un intento de remontada en la segunda mitad para vencer 28-23 a los Seattle Seahawks para guiar a los Packers a su primera Final de la NFC desde 2016.

No hubiera sido posible sin Rodgers, el quarterback de interminables trucos.

Arriba 28-23 con 2:19 en el reloj con tercera y 8 por avanzar, Rodgers encontró a Adams para una conexión de 32 yardas con un envío imposible de mejorar. Parecía suficiente para matar cualquier aspiración de Seattle. Pero tuvo que ser su conexión de 9 yardas con Jimmy Graham 19 segundos después, nuevamente en tercer down, el que terminó por darle la puntilla a unos Seahakws empeñados en concretar la segunda remontada de la velada.

Abajo 21-3 al medio tiempo, Russell Wilson comandó ofensivas de touchdown en sus tres primeras series de la segunda mitad, dos de ellas con acarreos de una yarda a las diagonales de Marshawn Lynch, para meter a los Seahawks en un juego al que se tardaron en llegar.

Rodgers no tuvo esos problemas.

“A-Rod” completó 16 de 27 envíos para 243 yardas y dos anotaciones, números poco espectaculares bajo los altísimos estándares que ha fijado durante su carrera. Pero, fiel a su costumbre, brilló con mayor intensidad cuando el momento así lo requería. Green Bay convirtió nueve de 14 terceras oportunidades, ningunas más importantes que las conexiones a Adams y a Graham para sentenciar el encuentro.

El dos veces MVP de la NFL, que durante la temporada regular declaró que no importaban los puntos de estilo en un equipo acostumbrado al juego vertical en años anteriores y que optó por el balance en la primera temporada bajo las riendas del coach Matt LaFleur, sumó algunos puntos de estilo en la tundra de Lambeau.

Green Bay se encaminó a una ventaja de 21-3 al medio tiempo gracias a la conexión de 20 yardas entre Rodgers y Adams y dos acarreos de touchdown de una yarda de Aaron Jones en el segundo cuarto.

Pero fue el pase de touchdown de 40 yardas a Adams ─quien finalizó con 8 recepciones para 160 yardas─ a mediados del tercer cuarto, el que le proporcionó a Green Bay sus únicos puntos de la segunda mitad y frenó, aunque sea por un instante el ímpetu de Seattle.

Wilson, que terminó con 21 completos en 31 intentos para 277 yardas y ganó otras 64 en siete acarreos, comandó ofensivas anotadoras de 69, 84 y 79 yardas en la segunda mitad, pero será la única serie que concluyó sin puntos la que le arrebate el sueño por las noches ahora que la temporada de Seattle ha llegado a su final.

Después de iniciar con un pase completo a Tyler Lockett, Wilson no pudo eludir la presión de Preston Smith en tercer down y Seattle se vio obligado a despejar desde su propia yarda 36. Sería la última vez que tendrían el balón.