PICKS

No esperes más: Los pronósticos para el playoff divisional de la NFL

Los Ravens tienen todos los argumentos y el personal para llevarse el duelo en el M&T Bank Stadium ante los Titans, nos dice León Felipe Girón en sus picks.

John Harbaugh enfrentando a los Steelers en Maryland
ERIK S. LESSER EFE

Por lo general me gusta empezar el año siendo muy optimista, con buen humor y mucha energía positiva. Cambiar el chip parece una tarea fácil que, en teoría, no debería tomar demasiado esfuerzo. Pero en menos de una semana, mis pronósticos y el hecho de que los Reyes Magos me trajeran una taparrosca con la leyenda “sigue participando”, fueron suficientes para replantear mis propósitos para el 2020.

¿Saben? En realidad, puedo pasar por alto el 0-4 en la ronda de comodines y el desaire de los Reyes Magos, de todas maneras, no sé ni para qué sirve la mirra, no me gusta el olor del incienso y el oro me lo hubiera quitado mi esposa en un dos por tres.

Cuando digo que puedo pasar por alto el 0-4 de la semana pasada no estoy siendo un cínico (que lo soy, pero este no es el caso) ni un desinteresado en mi trabajo o en sus intereses. Simplemente es difícil molestarse con dos días de tan buen football en el que los resultados no se dieron a causa de una tormenta perfecta que incluyó dos juegos en tiempo extra, una lesión y del fin de la dinastía más exitosa del deporte profesional en los últimos 20 años.

Así que permítanme replantear ese primer párrafo, mi actitud positiva no murió con los picks de la semana anterior ni con los Reyes Magos. De hecho, murió junto con mis aspiraciones de refrendar el título en la Carrera de Picks de AS. Sí, lo dije, y duele más ponerlo en escrito que pensar en ello.

Con cinco aciertos de diferencia, siete juegos restantes y pocas diferencias asomándose en el horizonte, me es difícil aceptar que la diferencia con Iván ya es irremontable.

Así que hoy, salvo una sorpresa mayúscula que requeriría de que mi rival se volviera completamente loco en sus pronósticos, declaro formalmente a Iván Pirron como el campeón -cof cof cof ¡Espurio! cof cof cof- de la temporada 2019 de la Carrera de Picks de AS.

Eso no significa que se vayan a librar de mí. Para muestra, con ustedes, ¡los pronósticos para la ronda divisional de los playoffs!

SEGURO DE LA SEMANA

Titans en Baltimore (-10)

Siempre he sido un firme creyente que no hay un mejor coach en la NFL para dar declaraciones que Mike Tomlin. El tipo es inteligente, ingenioso, frontal y por momentos con un sentido del humor bastante áspero. Pero al momento de dar declaraciones, esta semana nuevamente quedó rezagado por culpa de los Titans.

Cuestionado sobre cómo detener a Lamar Jackson, el coach Mike Vrabel respondió tajantemente: “¿te refieres a hacer algo más que atarle los cordones de los zapatos?” Es gracioso porque es verídico. Hasta el momento esa podría ser la única solución para frenar al inminente MVP de la temporada y la mejor oportunidad de que Tennessee dé una campanada mayúscula.

Sabemos que los Titans pueden correr el balón a la par de cualquier equipo de la NFL cortesía del “Tractorcito” Henry. Lo que no sabemos es si la defensiva de Tennessee será capaz de detener suficientes veces al mejor ataque de la liga (33.1 puntos por juego) como para mantenerse en el juego y continuar su compromiso con el ataque terrestre.

Cierto, al igual que su víctima de la semana anterior -los Patriots- la mayor flaqueza de estos Ravens es detener la carrera. A diferencia de New England, los Ravens tienen todos los argumentos y el personal para responder a cada golpe de Tennessee. Todo está dicho.

PICK: Ravens 34-27 Titans

Vikings en San Francisco (-7)

Ni en sus sueños más descabellados Kirk Cousins, o el resto del mundo en este caso, se imaginaría que iría a Nueva Orleans a despachar a unos Saints que parecían intratables. Bueno, damas y caballeros, bienvenidos a los playoffs, donde cosas más raras siempre pueden suceder. La pregunta es: ¿Pueden repetir el truco en San Francisco?

Sin duda, Minnesota está construido con ese tipo de balance que es más incómodo que el calzón de Rafael Nadal. Puede correr, tiene el talento en el juego aéreo, puede presionar al quarterback, frenar la carrera y jugar coberturas. Su único punto flaco es precisamente Cousins, y el coach Mike Zimmer ya demostró que es capaz de maquillar esa imperfección como youtubera coreana.

Minnesota machacó a los Saints con una fuerte dosis terrestre, 40 acarreos para 136 yardas, dominando el tiempo de posesión con casi 10 minutos de ventaja. Necesitan hacer lo mismo ante unos 49ers que permitieron 112 yardas por tierra en promedio en la campaña. Eso significaría ponerle mucha más presión a Jimmy G en su debut en playoffs y obligar a San Francisco a salirse de su plan de juego -también enfocado en sus corredores- para capitalizar en cada oportunidad y servirle una presa predecible a su feroz defensa.

El problema es que esa es una táctica que funciona para ambos equipos. Lo que el ataque terrestre de Minnesota puede hacer, también el de San Francisco. Ah, ¿juegas defensa? ¿Qué crees? Nosotros también y sabemos dictar las reglas del juego. Por donde se le vea, un tirazo.

Directito del departamento de información idiota, los últimos tres equipos que -al igual que los Vikings la semana pasada- perdieron un fumble en su primera posesión de un juego de playoffs han ganado el Super Bowl (Eagles en 2017, Seahawks en 2013 y Ravens en 2012). Interesante, pero esta vez no, muchas gracias información idiota, ya será en otra ocasión.

Muchos simpatizantes de los Niners estuvieron muy joviales con su troleo en redes sociales y, amigos… el que se lleva se aguanta. PICK. 49ers 26-21 Vikings.

Texans en Kansas City (-10)

Ahora que Deshaun Watson y Patrick Mahomes se enfrentan en postemporada y dan un paso más hacia el Super Bowl como partes de la nueva generación de quarterbacks, me imagino que los Bears -que optaron por Trubisky por encima de cualquiera de esos dos- organizarán una borrachera masiva para pedir perdón. Y si no es el caso, reconsidérenlo, están a tiempo.

De cualquier forma, ver a estos dos en el campo siempre es buen motivo para tomarse un parcito de tu elixir predilecto, en especial con tanto en juego.

En su enfrentamiento de la semana seis, Houston dio una enorme sorpresa al viajar al Arrowhead a derrotar a Kansas City. Lo logró con 192 yardas por tierra, dos robos de balón y quitándole cualquier esbozo de ataque terrestre a los Chiefs. Para repetir el truco el domingo necesitan más de lo mismo, y ya demostraron la semana pasada que no tienen miedo de quitarle el balón a Watson y dárselo a Carlos Hyde. Punto para Houston.

El problema es que esos Chiefs que enfrentaron en la semana 6 ya no son los mismos. Desde su visita a México, Kansas City permite 11.5 puntos en promedio en sus últimos seis juegos y 95 yardas terrestres, así que van a tener que encontrar otra forma de consumir tiempo y mantener a Mahomes fuera del terreno de juego en lo que promete ser un campo frío y hostil.

Ya todos sabemos lo que Mahomes, Kelce y Tyreek Hill pueden hacer cuando están dentro del terreno de juego. El perímetro de los Texans parece dibujado por un niño de tres años, y no precisamente uno prodigio. Mahomes va a tener sus oportunidades de hacer daño. Y las va a aprovechar. PICK: Chiefs 33-20 Texans

Seahawks en Green Bay (-4)

Promover este duelo como un enfrentamiento Russell Wilson contra Aaron Rodgers resulta una publicidad más engañosa que “Abre fácil”. La verdad es que, si bien estos dos son protagonistas de cualquier enfrentamiento, el boleto a la Final de la NFC esté en el compromiso que le dé Matt LaFleur a explotar a Aaron Jones y un ataque terrestre ante la 22da defensiva de la NFL en ese aspecto.

En la tundra de Lambeau, darle el balón a Jones y a Jamaal Williams sería lo más lógico. Establecer primero el ataque terrestre ante una defensiva vulnerable, y abrirle los caminos a Rodgers para que haga lo que sabe hacer: Cuidar el balón, ser eficiente y dejarle el resto del trabajo a una defensiva infravalorada que fue la sexta mejor de la NFL en la zona roja.

Los Seahawks solo tienen dos opciones, encontrar de manera mágica la solución a una defensiva que ha permitido 161 yardas terrestres en sus últimos cinco partidos, y mantener en una pieza y el mayor tiempo posible sobre el terreno a Wilson. Sin un ataque terrestre de respaldo, el quarterback de los Seahawks tendrá que sacar un nuevo conejo de la chistera. Lo ha hecho muchas veces, pero nunca en Lambeau.

Si bien la experiencia tiene un peso específico mucho mayor en la postemporada, LaFleur tuvo dos semanas para preparar este juego, explotar sus fortalezas y buscar el punto más flaco en su rival. Suficiente para mí. PICK: Packers 22-20 Seahawks.

La Apuesta de DeTocho:

Titans-Ravens OVER de 47

Packers-Seahawks UNDER de 47

Vikings +7

Ronda de comodines 0-4

En playoffs 0-4

Carrera de Picks:

Iván: 160-100

DeTocho: 155-105