AQUÍ SOLO FOOTBALL

McCarthy debe ganar de inmediato, con o sin Prescott

El nuevo coach de los Cowboys instalará una ofensiva en la que el timing y los pases cortos son esenciales.

Mike McCarthy llega a Dallas
GREGORY SHAMUS AFP

Jerry Jones finalmente tomó la decisión y firmó a Mike McCarthy como el noveno coach en la historia de los Dallas Cowboys y octavo desde que compró la franquicia, antes de la campaña 1989.

McCarthy (135-85-2 en casi 13 años con los Packers) es un coach con orientación ofensiva que puede terminar de desarrollar y pulir el talento de Dak Prescott.

En 2019, Prescott pasó para 4,902 yardas, lo más alto en su carrera y segundo lugar en la historia de la franquicia, una yarda menos que las 4,903 de Tony Romo en 2012.

Dak tuvo cuatro juegos con al menos 375 yardas aéreas y dos touchdowns, con lo que empató a Joe Montana en el segundo lugar de todos los tiempos. Peyton Manning aún posee el récord con seis juegos en esa categoría.

El talento ahí está.

Ahora Prescott debe ser más disciplinado en una ofensiva West Coast, en la que los pases cortos y el timing son fundamentales.

¿Podrá Prescott aprender rápido el nuevo sistema? ¿Podrá brillar en él?

Jones no le dio la extensión de contrato que buscaba y, según reportes, le colocará la etiqueta de “Jugador Franquicia” en 2020.

Eso podría significar un año más de prueba para Dak. Y si no funciona como espera McCarhty, entonces es probable que los Cowboys estén en busca de un nuevo quarterback en 2021.

Entre 2006 y 2016, solo en dos ocasiones su ofensiva no terminó entre las 10 mejores de la NFL.

Sin embargo, solo una vez su ataque terrestre hizo el Top 10, y eso fue en 2013, cuando Eddie Lacy corrió para 1,178 yardas y 11 touchdowns.

Eso podría cambiar dramáticamente en Dallas, donde McCarthy cuenta con un corredor de la talla de Ezekiel Elliott, subutilizado durante gran parte de esta campaña.

Las yardas por juego de “Zeke” han ido de 108.7 por partido en su año de novato a 84.8 en 2019.

McCarthy tiene que “alimentar” a Elliott si quiere ganar en Dallas.

Los Cowboys van a entrar a la temporada 2020 con prácticamente el mismo roster, asumiendo que Jones llegue a un acuerdo con Amari Cooper, su mejor receptor.

Es obvio que Prescott no es Aaron Rodgers, pero creo que McCarthy puede ganar en Dallas si trabaja y logra que Dak sea un pasador más inteligente y disciplinado.

McCarthy, curiosamente, ganó su único Super Bowl con los Packers hace nueve años en el estadio que Jerry construyó.

Ganó al menos 10 juegos en ocho de sus primeras 11 campañas en Green Bay y clasificó a Playoffs ocho años en fila, de 2009 a 2016, con cuatro apariciones en el Juego por el Campeonato de la NFC.

Con el paso de los años se desgastó la relación con Rodgers y eso finalmente le costó salir de Green Bay, tras 12 juegos en 2018.

¿Qué tanta libertad tendrá en Dallas? Eso está por verse, porque es bien sabido que a Jerry Jones le gusta ser protagonista y es algo a lo que McCarthy no está acostumbrado.

Las piezas están en la mesa y el nuevo coach de los Cowboys tendrá la presión de ganar de inmediato.

Con o sin Dak Prescott.