NFL

Devlin Hodges asume la titularidad de los Steelers

El coach Mike Tomlin opta por el novato no drafteado para iniciar un juego vital en las aspiraciones de Pittsburgh.

Devlin Hodges con Steelers
Gary Landers AP

Han sido un par de semanas complicadas para Mason Rudolph, por lo que el coach Mike Tomlin le puso fin a su agonía de la manera más misericordiosa posible, enviándolo a la banca al menos por una semana.

El calvario de Rudolph inició con un juego de cuatro intercepciones ante los Browns, mismo que culminó con una vergonzosa trifulca en la que el quarterback fue golpeado en la cabeza con su propio casco. Por si fuera poco, fue acusado de racismo por su agresor y la gota que derramó el vaso fue una primera mitad de 8 completos de 16 intentos para 85 yardas y una intercepción el domingo pasado ante el peor equipo de la NFL.

Rudolph fue reemplazado en la segunda mitad del duelo ante los Bengals por Devlin Hodges, quien hizo apenas lo suficiente para guiar a Pittsburgh a la victoria. Ahora, Hodges tendrá la oportunidad de replicar su relativo éxito en un juego vital para las aspiraciones de playoffs de los Steelers, cuando reciban a los Browns.

El coach Tomlin anunció el martes la decisión y dijo que el movimiento no es un cambio definitivo en los timones de la ofensiva de los Steelers. Sin embargo, estaba claro que algo debía de hacerse.

Los Steelers han ganado cinco de los últimos seis juegos para tomar control absoluto del segundo comodín en la Conferencia Americana, pero eso no es suficiente para ocultar los evidentes problemas de una ofensiva que ha generado únicamente cuatro touchdowns en sus últimos cuatro partidos.

Los problemas de Rudolph, en contraste, comenzaron mucho antes.

El egresado de Oklahoma State tuvo tres juegos de al menos 90 puntos de rating en sus primeros cuatro partidos en la NFL, en los que sumó siete touchdowns por solo dos intercepciones. Sin embargo, desde que salió conmocionado en el tercer cuarto de la semana cinco ante los Ravens, no ha vuelto a ser el mismo.

Desde que recibió el dramático golpe en la barbilla cortesía de Earl Thomas, Rudolph tiene 99 pases completos de 169 intentos (58.5%) para 990 yardas (198 por juego) con cinco touchdowns y siete intercepciones para un rating colectivo de 67.91 puntos.

Los problemas se han intensificado en los últimos dos duelos, divisionales ambos, en los que tiene apenas 31 completos de 60 envíos para 306 yardas con una anotación y cinco interceptados.

Pittsburgh necesita una chispa ofensiva y Hodges ha demostrado que puede serla cuando ha tenido la oportunidad. Estuvo a punto de coronar una remontada ante Baltimore en su debut, guio a Pittsburgh a un improbable triunfo en casa de los Chargers en su único inicio e hizo lo suficiente ante los Bengals.

Hodges no tendrá el pedigrí colegial con el que cuenta Rudolph, pero tiene algo que Mason no: Confianza. Y en un equipo tan mermado como Pittsburgh, muchas veces eso es lo único que se requiere.