Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

AQUÍ SOLO FOOTBALL

Ravens hace lo correcto para que Lamar Jackson brille como MVP

Baltimore ha diseñado una ofensiva alrededor del talento de su electrizante quarterback y los resultados son históricos.

Lamar Jackson contra Texans
Rob Carr AFP

Comenzó el juego con apenas un completo de sus primeros seis intentos. Luego, Lamar Jackson conectó 13 envíos en fila, incluidos tres de touchdown, y los Baltimore Ravens destruyeron a los Houston Texans, en el que supuestamente sería un duelo entre dos quarterbacks candidatos al MVP.

Bueno, solo uno de ellos jugó como tal.

Jackson lanzó cuatro pases a las diagonales, corrió para 86 yardas y los Ravens ganaron su sexto juego consecutivo, 41-7 sobre Houston.

Lamar ha corrido al menos para 60 yardas en siete juegos en fila, con los que superó el récord de seis de Michael Vick (2004) para un quarterback en la historia de la NFL.

No es casualidad. El coordinador ofensivo Greg Roman y el coach de línea ofensiva Joe D’Alessandris han hecho un estupendo trabajo, con un ataque terrestre diseñado alrededor de las habilidades de Jackson y que hasta hoy ninguna defensiva ha podido descifrar.

Baltimore, por ejemplo, usa una variante de la formación “Pistol” con tres tight ends, uno de ellos en el backfield junto con Jackson y Mark Ingram, mejor conocida como “Power Pistol”. Desde ahí, Jackson opera un RPO (run-pass-option) que ha hecho ver mal, incluso a las mejores defensas de la NFL.

El domingo, Baltimore sumó 263 yardas por la vía terrestre. Los Texans no habían permitido un corredor de 100 yardas en 25 juegos en fila, pero esa racha llegó a su fin con las 112 yardas y un touchdown de Gus Edwards, ¡en apenas ocho intentos!

Con esas 2,038 yardas, los Ravens se convirtieron en el séptimo equipo desde 1970, y primero desde los New England Patriots en 1978, con al menos 2,000 yardas en sus 10 primeros juegos de una campaña.

Y todo inicia y termina con el electrizante Lamar Jackson, quien tuvo una impresionante escapada de 39 yardas en la que rompió seis tacleadas.

“Eso fue notable. Fue increíble. No había visto nada igual… desde la semana pasada”, dijo el coach John Harbaugh, refiriéndose a la carrera de touchdown de 47 yardas de su quarterback ante Cincinnati.

Luego, más serio, apuntó: “Creo que definitivamente está mejorando. Sí, claro, de una temporada a la siguiente y de un juego a otro, incluso de práctica en práctica. Está muy concentrado en los detalles. Tiene una gran mente para eso y ve el campo realmente bien. Entiende esos conceptos que estamos implementando y continúa mejorando. No es un tipo que repita sus errores. Simplemente no es ese tipo de jugador”.

Baltimore ahora está 10-0 cuando Jackson corre para al menos 70 yardas.

Y si a eso le agregas una defensiva que sólo permitió 232 yardas, 2 de 10 conversiones en tercer down, siete puntos y que capturó siete veces a Deshaun Watson, el resultado es demoledor, como el marcador ayer en el M&T Bank Stadium.

Y para quienes creen que Jackson es sólo un quarterback-corredor más en la NFL, resulta que el chico se convirtió en el primer pasador de la historia de los Ravens con dos juegos con al menos cuatro pases de touchdown en la misma temporada (cinco contra Miami en la Semana 1).

“Es una buena estadística. Me gusta esa estadística”, dijo Lamar en la conferencia de prensa. “Prefiero lanzar que correr, como dije antes, ya que soy un ‘corredor’... Solo vamos a seguir haciéndolo cada semana, seguir construyendo. Somos una hermandad. Nos sentimos muy bien en este momento”.

De la mano de Jackson, la ofensiva de Baltimore es segunda en yardas por juego (428.6), tercera en yardas por jugada (6.3), primera en yardas por tierra (203.8), segunda en primeros y 10 (24.3), segunda en efectividad en tercer down (49.14%), primera en tiempo de posesión (34:20) y primera en puntos por partido (34.1).

Los Ravens derrotaron de manera convincente a Patriots y ahora a Houston. Después del Monday Night Football en Los Angeles ante los Rams, siguen los San Francisco 49ers, la segunda mejor defensiva de la liga.

Un triunfo ahí y entonces muchos tendrán que reconocerlo: en este momento, los Baltimore Ravens son el mejor equipo de la NFL.

Ah, y Lamar Jackson para MVP.