Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

NFL

Listo o no, Haskins se perfila para su primer inicio

La primera selección de Washington en el pasado Draft sería titular en el juego ante Buffalo.

Dwane Haskins en entrenamiento

Jay Gruden perdió su trabajo, en parte, por su renuencia a darle al novato Dwayne Haskins la oportunidad de ser el quarterback titular de Washington. Su reemplazo como head coach, Bill Callahan, parece que no tendrá otra opción.

Haskins, la 15ta selección global del pasado Draft procedente de Ohio State, se perfila para tener su primer inicio en la NFL el próximo domingo cuando los Redskins (1-7) visiten a los Buffalo Bills (5-2), gracias a que el titular habitual Case Keenum continúa dentro del protocolo por una conmoción que sufrió el jueves anterior ante los Vikings.

Haskins ha visto acción en dos partidos de la actual temporada con Washington y se ha visto tanto o más inmaduro como lo consideraba Gruden. Ha completado apenas 12 de 22 intentos de pase para 140 yardas, sin touchdowns, cuatro intercepciones, cuatro sacks y apenas acumula seis primeros y diez para un rating de 34.5 puntos. Como punto de referencia, el rating por azotar el balón en cada jugada sería de 39.6.

La mañana del martes Haskins trabajó en la práctica con los titulares por primera vez y Callahan quedó más que satisfecho con lo que vio del joven quarterback. Incluso si no fuera así, no tiene muchas más opciones que creer en sus declaraciones.

El balón ni siquiera tocó el césped en todo el día, lo que fue realmente impresionante”, declaró Callahan, quien elogió el ritmo y el comando de la ofensiva de Haskins.

En caso de que Keenum no salga del protocolo de conmoción a tiempo, la primera prueba como titular para Haskins será una muy complicada. Los Bills, que vienen de perder apenas su segundo partido de una sorprendente campaña, presumen a la quinta mejor defensiva de la NFL y la tercera mejor contra el pase.

Sin duda, será una prueba de fuego para Haskins. Pero, en honor a la verdad, también la habría sido para Keenum o para cualquiera que se pare detrás del centro de los Redskins, quienes son la antepenúltima ofensiva de la liga con apenas 12.3 puntos por encuentro y acumulan apenas 35 en sus últimos cinco partidos.

En otras palabras, Washington no tiene mucho más que perder dándole la oportunidad a Haskins de demostrar que puede ser el quarterback que lleve las riendas a futuro de una franquicia que acumula apenas cinco temporadas con marca ganadora desde la temporada 2000 y un solo triunfo en playoffs en ese lapso.