Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Liga Mexicana - Apertura

Washington Redskins

Ni McCoy ni Haskins, Keenum sería titular en Washington

Ante la lenta recuperación de Colt McCoy de su lesión en el pie, los Redskins apuntan al recién llegado Keenum como su quarterback.

Case Keenum con los Redskins
Jason Miller AFP

Jay Gruden es de esos coaches que creen en la continuidad. La NFL, sin embargo, y en muchas ocasiones, no otorga esa clase de privilegios.

Así que por el momento, los Washington Redskins tendrán que improvisar.

El veterano Colt McCoy estaba anotado desde el campo de entrenamiento para iniciar la campaña regular como el pasador titular de Washington, incluso después de la adquisición del Case Keenum en un canje con los Broncos, y la selección de Dwayne Haskins en la primera ronda del pasado draft.

Gruden había expresado previamente su predilección por contar detrás del centro con alguien que tuviera conocimiento del sistema, y su única opción con esas características era McCoy, quien la campaña anterior inició dos juego para la 28va ofensiva aérea de la NFL antes de sufrir una grotesca fractura en la pierna.

McCoy aún no se recupera por completo y Gruden reconoció que el pronóstico más alentador sería “dos o tres semanas después del inicio de temporada”. Eso significa que sus opciones se limitan a Keenum o Haskins.

Keenum ha iniciado los dos primeros juegos de pretemporada de Washington y Gruden dijo que estará listo para nombrar a un titular después del tercer partido de preparación. Sería una sorpresa que no fuera el veterano.

Haskins ha tenido destellos de enorme potencial durante la pretemporada, pero desde el inicio el equipo fue claro que el expasador de Ohio State es parte del futuro y no del presente de una franquicia que apenas está poniendo las piezas en su lugar durante un largo proceso de reconstrucción.

Eso deja a Keenum como la única opción disponible. Eso significaría que el veterano de ocho años en la liga estaría como titular en su cuarto equipo en cuatro años, después de tener resultados mixtos con Rams, Vikings y Broncos previamente.

Keenum cuenta con la suficiente experiencia y, tal vez más importante, capacidad de adaptación, para defender el fuerte en lo que los Redskins continúan armando el rompecabezas hacia el éxito dentro de una división que no les otorga mucho margen de error.

Pero no todo el panorama es oscuro en Washington. Durante su breve participación en la pretemporada, los números de Keenum han sido, al menos, decentes, completando 7 de 16 envíos para 112 yardas.

Además, Keenum demostró en 2017 con los Vikings que, con el sistema correcto y las piezas en su lugar, puede ser un quarterback exitoso, como lo demostró en ese entonces con marca de 11-3, 3,547 yardas, 22 pases de touchdown, siete intercepciones y un viaje con los Minnesota a la final de la NFC.

El problema es que Keenum no está rodeado del mismo talento que tenía en Minnesota, y si no comienza a dar frutos de inmediato, el inminente regreso de McCoy y la indudable inquietud del equipo por saber qué es lo que tiene en Haskins podrían enviar al ex Bronco de regreso a la banca.