Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Avaí Avaí AVA

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Liga Mexicana - Apertura

Juegos Panamericanos

Jorge Hernández, de futbolista a halterista en los Panamericanos

El exfutbolista, quien fuera delantero de Motagua, ahora figura en otro deporte, halterofilia, y está en sus primeros Juegos Panamericanos en Lima 2019.

Jorge Hernández, de futbolista a halterista en los Panamericanos

Jorge Hernández es nativo de Tegucigalpa, inició su carrera como futbolista, pero hoy está en sus primeros Juegos Panamericanos. Con 22 años de edad, el catracho ya cuenta con experiencia en Juegos Centroamericanos y del Caribe, mismos a los que asistió en 2018. 

El deportista habló para el diario DIEZ de las sensaciones que tiene al vivir sus primeros Panamericanos y se dijo muy emocionado. "Son mis primeros Juegos Panamericanos y no puedo decir que no hay nervios... Bueno, hay nervios, pero estamos listos para lo que venga", explicó.

Jorge tiene una singular historia que lo tiene activo en el halterismo, pues tuvo qué recibir apoyo externo para poder sobresalir en este deporte.

"Mi historia comenzó en levantamientos de pesas, mi entrenador (Juan Carlos Guanche) y su hermano me daban comida a escondidas, por medio de eso yo seguí en levantamiento de pesas como agradecimiento a lo que ellos hacían. Me fui desarrollando y todos pensaban que iba a ser de esos niños que entraban y luego se salen y bueno, me enamoré de esto, dejé el fútbol y me quedé en levantamiento de pesas", contó.

El paso de Hernández fue complicado, pues no podía obtener mucho apoyo familiar, ya que su madre tuvo qué criar sola a él y a sus cuatro hermanos, por lo que el apoyo que su entrenador y su hermano le dieron para alimentarse, fue clave para que ahora sea un deportista de alto rendimiento.

Su paso por el fútbol

Jorge está ligado totalmente al deporte, pues también tuvo un pasado en el balompié, en las fuerzas básicas de Motagua, aunque el halterismo le robó el corazón.

"Era delantero, era goleador, no era malo, inicié en el fútbol a los 13 años, lo dejé de jugar a los 15, cuando entré a pesas. Jugué en las reservas de Motagua", recordó.