#NFL100

Gale Sayers, el electrizante oso que corría como un conejo

En 1965, su temporada de novato, logró 22 touchdowns y tuvo un juego de seis anotaciones contra San Francisco; es el más joven en entrar al Salón de la Fama.

Gale Sayers con los Bears

¿Cómo resumir la carrera de Gale Sayers? Quizá baste un solo juego, sí aquel del 12 de diciembre de 1965 en el Wrigley Field ante San Francisco. En un campo lodoso, este electrizante jugador de los Chicago Bears logró seis touchdowns, un récord de la NFL que desde entonces nadie ha sido capaz de igualar.

Entre las seis anotaciones del entonces novato Sayers hubo una recepción de 80 yardas, una carrera de 50 y un regreso de despeje de 85 yardas.

“Sí, el lodo afectó al chico”, dijo Mike Ditka, ex tight end de los Bears. “En un campo seco hubiera anotado 10 touchdowns”.

Gale Eugene Sayers (30 de mayo de 1943, Wichita, Kansas) anotó 22 touchdowns en su primer año en la liga ─una marca vigente para un novato─ que terminó con 2,272 yardas combinadas.

Lidiar con él los 60 minutos de un juego era una verdadera pesadilla para cualquier defensiva. No sólo era su increíble elusividad y velocidad como corredor, sino su habilidad como receptor y regresador de patadas.

Tratar de taclear a Sayers es como ir a cazar conejos sin escopeta”, dijo Roger Brown, ex tackle defensivo de los Detroit Lions.

“The Kansas Comet” fue dos veces líder de la liga en yardas por tierra (1966 y 1969) y es el número uno de todos los tiempos en regresos de kickoff con un ridículo promedio de 30.6 yardas por devolución.

Sayers es el jugador más grande que he visto”, dijo Dick Butkus, legendario linebacker de los Bears. “Sí, el más grande. Ningún otro jugador me ha impresionado tanto”.

Desafortunadamente su carrera duró apenas 68 juegos. En su cuarta temporada se rompió varios ligamentos de la rodilla derecha, tuvo que someterse a cuatro cirugías y Sayers nunca volvió a ser el mismo.

En 1971, cuando se vio forzado a retirarse a la edad de 28 años, la ciudad de Chicago le lloró como si fuese un funeral.

Ese mismo año, el actor Billy Dee Williams interpretó a Sayers en la película Brian’s Song, inspirada en la amistad entre Gale y su compañero de equipo, Brian Piccolo, quien moría de cáncer.

Sayers terminó su carrera con increíbles promedios de 5.0 yardas por acarreo, 11.7 por recepción y 14.5 por regreso de despeje. Totalizó 9,435 yardas combinadas y 56 touchdowns, seis de ellos en regresos de kickoff.

Nunca jugó en un partido de postemporada, pero fue nombrado MVP en tres Pro Bowls.

“The Kansas Comet” fue entronizado en el Salón de la Fama en 1977 y es el jugador más joven en lograrlo, a los 34 años.