Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Dallas Cowboys

Dak Prescott cree que el cielo es el límite para los Cowboys

El quarterback de Dallas ve con buenos ojos la designación de Kellen Moore como el coordinadoor ofensivo de cara a la temporada de 2019.

Dak Prescott y Amari Cooper

Parece que la proximidad de un nuevo contrato para Dak Prescott no hace mella en el jugador. Desde que comenzaron a correr los rumores de una posibla extensión, el egresado de Mississippi State se ha comportado con mesura e incluso el propio pasador informó que si él pudiera decidir jamás abandonaría Dallas.

Y este domingo el mariscal de campo dio otra prueba de la comunión que existe con los Cowboys. Durante un campo de football que organiza anualmente, Prescott habló con el diario Dallas Morning News e informó que cree que el equipo está en armonía y puede conseguir cosas importantes.

"Mis expectativas son altas. No creo que haya techo en lo que yo o el equipo puede hacer. Solo hay que trabajar para mejorar en todos los aspectos del juego y asegurarme que mis compañeros hacen lo mismo. Estoy feliz con la posición en la que nos encontramos", detalló el pasador de 25 años.

La llegada de Kellen Moore al puesto de coordinador ofensivo de los Cowboys, ocupando el lugar que tuvo Scott Linehan entre 2015 y 2018, parece que ha beneficiado a Prescott, quien en los entrenamientos de la organización se ha visto muy efectivo.

Amari Cooper también reconoce el valor Prescott

Otra vez que se suma a las múltiples peticiones que han surgido en favor de un contrato importante para el pasador de los Cowboys es el wide receiver Amari Cooper. A pesar de que en 2020 también deberá negociar un nuevo acuerdo, el ex de los Raiders desea que Prescott tenga un salario de quarterback top.

"No he jugado con muchos tipos que se parezcan a Dak Prescott y pienso que merece todo lo que reciba. Definitivamente merece ser pagado como uno de los mejores quarterbacks de la liga", aseguró Cooper en una entrevista con ESPN.