El Salvador

Exitoso salvadoreño renueva casas de famosos en USA

Exitoso salvadoreño renueva casas de famosos en USA

elsalvador.com

Miguel Argueta emigró a Estados Unidos cuando terminó la preparatoria, hizo sus estudios universitarios en USA y heredó el negoció de su padre.

Estados Unidos

Miguel Argueta es un exitoso empresario en Estados Unidos, su negocio, el cual heredó de su padre y hermano, se basa en la colocación de pisos de madera, además de servicios de pintura y electricidad. Gracias al crecimiento de su pequeña empresa, el salvadoreño ha trabajado para famosos estadounidenses de la talla Will Smith y Denzel Washington.

Argueta nació en El Salvador, su madre lo crió ahí, pero su papá vivía de forma legal en Estados Unidos, y al terminar el bachillerato, su padre le ofreció la oportunidad de mudarse junto a él, tras la presión de su mamá para que decidiera en dónde quería realizar sus estudios universitarios, él optó por emigrar a USA y graduarse en electrónica en ITT Tech.

En entrevista para elsalvador.com, el salvadoreño habló sobre su crecimiento como empresario y cómo fue que se hizo de la compañía que posee. "Luego de terminar mi carrera, se me dio la oportunidad de empezar a ejercer mi carrera, pero mi papá se iba a retirar y me ofreció quedarme con el negoció".

Sin embargo las cosas no siempre han sido buenas, pues sufrió una pérdida cuando su hermano fue asesinado en un asalto para quitarle su automóvil, pero lejos de que esta tragedia los desmotivara, pasó completamente lo contrario. "A mi hermano lo mataron por robarle el carro y eso me impulsó para seguir con el negocio, fue una decisión tomada más por sentimiento, porque allí veía yo el esfuerzo de él".

Famosos para los que ha trabajado

Miguel ha trabajado en las casas de famosos actores y cantantes, entre ellos Luis Miguel, Denzel Washington y Will Smith, incluso, con este último tiene buenos recuerdos y una anécdota que recuerda con cariño.

"Con Will Smith fue algo increíble, lo veíamos entrar bien serio y casi ni nos saludaba, pero ya casi para el final la esposa estaba súper contenta con el trabajao realizado en su piso, cuando de repente él llegó un día como con cinco pizzas y solo se sentó con nosotros a comer, y ahí estuvimos un buen rato bromeando", recuerda, aunque destaca que le hubiera gustado tomarse una fotografía junto al actor estadounidense.