Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Premier League

NFL

Correr el balón ha sido la diferencia en postemporada

Correr el balón ha sido la diferencia en postemporada

DAN ANDERSON

EFE

Los equipos que han corrido mejor el balón que su oponente tienen récord de 6-2 en Playoffs, incluido un 4-0 en los Juegos Divisionales

Estados Unidos

Llegó enero. Llegaron los Playoffs. Llegaron el frío y los estadios gélidos. Llegó el juego terrestre. Llegaron los triunfos.

Después de las dos primeras rondas de la postemporada, los equipos que han corrido mejor el balón que su oponente tienen récord de 6-2, incluido 4-0 en los Juegos Divisionales del fin de semana.

Los Indianapolis Colts corrieron para 200 yardas en Houston en el Wild Card, pero en el frío del Arrowhead de Kansas City sólo pudieron generar 87 yardas por tierra, contra 180 de los Chiefs.

Damien Williams, quien tomó el lugar del ahora desempleado Kareem Hunt, llevó el balón en 25 ocasiones para 129 yardas (promedio de 5.2 por intento), convirtiéndose en el primer corredor de los Chiefs que suma 100 yardas en un juego de postemporada desde que Priest Holmes terminó con 176 el 11 de enero de 2004, curiosamente contra Indianapolis.

Patrick Mahomes, el quarterback que lanzó 50 pases de anotación en la temporada regular, se fue en blanco en la Ronda Divisional, pero sí anotó uno de los cuatro touchdowns por tierra de los Chiefs en el triunfo sobre Colts.

Los Rams también usaron una cara poco familiar para dominar y vencer a los Dallas Cowboys, la noche del sábado.

Hasta hace cuatro semanas, C.J. Anderson no tenía trabajo en la NFL. Pero cuando Todd Gurley se lesionó la rodilla y el coach Sean McVay decidió no usarlo en las dos últimas semanas del calendario, el equipo angelino firmó al veterano, que jugó cinco años con los Denver Broncos y nueve juegos con los Carolina Panthers en 2018.

Anderson respondió con un explosivo juego de 23 acarreos, 123 yardas y dos touchdowns ante Dallas.

Gurley también regresó y colaboró con 16 intentos, 115 yardas y otra anotación, gracias a la dominante actuación de la línea ofensiva de los Rams, que hizo ver mal a una de las mejores defensas de la liga.

Al final de la campaña regular, Anderson corrió para 299 yardas y dos touchdowns en la ausencia de Gurley. Entre ambos promediaron 6.3 yardas por acarreo ante Dallas.

“Creo que C.J. ha hecho un gran trabajo desde que llegó aquí, pero, obviamente, sabemos que Todd es un jugador especial”, dijo McVay. “Creo que ambos se complementan muy bien”.

Los New England Patriots sorprendieron con un plan de juego más inclinado al ataque terrestre ante Los Angeles Chargers y su rápida defensiva, que suele jugar hasta con siete backs defensivos.

El coordinador ofensivo Josh McDaniels aprovechó el personal “ligero” de los Chargers y le dio el balón 24 veces al novato Sony Michel, quien corrió para 129 yardas y tres touchdowns, incluido uno de 14 yardas en la segunda serie ofensiva del juego y una escapada de 40, a la mitad del segundo cuarto.

“Nunca quieres que el otro equipo dicte lo que tienes que hacer porque entonces te vuelves predecible”, dijo McDaniels.

“Pero, cuando ponemos cierto personal ahí fuera, si sientes que tienes una ventaja de una manera u otra, entonces quieres intentar jugar con ellas. En realidad pasamos el balón más de lo que lo corrimos en la primera mitad y el juego en general. Creo que lo que importa es nuestra ejecución y que nuestros muchachos hicieron un buen trabajo”.

“Es el estilo de juego que queremos jugar. Queremos correr el balón, mantenerlo y mantener la posesión”, agregó Michel, quien se convirtió en el primer corredor novato de los Patriots con un juego de 100 yardas en postemporada.

El domingo por la tarde se esperan temperaturas de entre -9 y -14 grados centígrados en Kansas City, así que Damien Williams y Sony Michel podrían tener otro día agitado en la oficina.

Finalmente, los New Orleans Saints generaron 137 yardas por tierra, casi 100 más que los Philadelphia Eagles (49), su víctima en la Ronda Divisional.

Alvin Kamara (71) y Mark Ingram (53) se combinaron para 124 de esas 137 yardas, y ambos tendrán sus acarreos en el Campeonato de la NFC ante Rams.

Si los Saints quieren mantener en la banca a la dupla Gurley-Anderson tienen que correr el balón y montar series ofensivas largas, como aquella impresionante de 18 jugadas y 92 yardas en 11:29 minutos, que terminó con el touchdown del receptor Michael Thomas al final del tercer cuarto para tomar la primera delantera del partido ante Eagles.

Los ataques terrestres serán clave en los Juegos de Campeonato del domingo. Y si la tendencia se mantiene, los dos equipos que mejor corran el balón se encontrarán en el Super Bowl LIII, el 3 de febrero en Atlanta.