Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Sudamericana

Cowboys vs. Rams

Los Rams sacan la aplanadora y dominan a los Cowboys

Los Rams sacan la aplanadora y dominan a los Cowboys

Harry How

AFP

La temporada de Dallas termina en la ronda divisional por quinta aparición consecutiva en los playoffs.

Estados Unidos

Los Rams corrieron con Todd Gurley y corrieron con C.J. Anderson. Los Cowboys, por otro lado, corrieron con la misma suerte de siempre.

Anderson corrió para 123 yardas y dos touchowns, Gurley sumó otras 115 yardas por tierra y una anotación y Los Angeles Rams mostró el músculo para sellar su boleto a la Final de la NFC con un triunfo el sábado 30-22 sobre los Dallas Cowboys.

El coach Sean McVay diseñó un plan de juego para retar desde el principio a la potente defensiva de los Cowboys, la sexta mejor de la liga y la quinta contra la carrera. Los golpeó en la boca.

Los Rams, corrieron 48 veces, sumaron 273 yardas por tierra, hilvanaron cuatro series ofensivas de al menos nueve jugadas y controlaron el reloj durante más de 35 minutos.

Más importante aún, después de que Dallas redujo el margen 30-22 con 2:11 por jugar, mantuvieron las cadenas en movimiento hacia el primer triunfo en playoffs de la franquicia desde la temporada 2004. Irónicamente no fue por conducto de Gurley o de Anderson, sino del quarterback Jared Goff.

No se supone que fuera así.

Se supone que Dallas sería capaz de detener la carrera como lo hizo el fin de semana pasado, cuando contuvo a Seattle, líder en ese departamento y como lo hizo durante toda la campaña, en la que apenas permitió que tres corredores rebasaran el centenar de yardas (Chris Carson, Marlon Mack y Saquon Barkley). En tan solo 60 minutos Anderson y Gurley dominaron a placer.

Anderson anotó su primer touchdown a mediados del segundo cuarto para poner al frente definitivamente a los Rams 13-7 con un acarreo de una yarda. Gurley amplió el margen menos de cuatro minutos después, al escaparse 35 yardas una jugada después de que un castigo de Byron Jones en tercer down mantuviera viva la serie.

El plan de juego fue perfecto. Le permitió a los Rams desmoralizar a Dallas atacando directamente su punto más fuerte. No solo eso, obligó a los Cowboys a jugar desde atrás, a olvidarse por momentos de establecer al running back Ezekiel Elliott ante la 23ra defensiva terrestre de la liga y puso el juego completamente en los hombros del pasador Dak Prescott.

Prescott lo intentó. Completó 20 de 32 envíos para 266 yardas, y un pase de touchdown a Amari Cooper en su primera serie. Su touchdown en carrera de una yarda a 2:11 del final le dio a Dallas una ligera esperanza que no duró mucho tiempo.

Prescott tampoco tuvo mucha ayuda. Elliott apenas ganó 47 yardas en 20 acarreos, incluyendo un touchdown en carrera de una yarda en el tercer cuarto. Pero abajo 23-15 a finales del tercer periodo, Elliott no pudo mover las cadenas en 4ta y una yarda por avanzar y poco después los Rams cobrarían caro el atrevimiento.

Doce jugadas y 65 yardas más tarde, Anderson ingresó a la zona prometida en cuarto down y una yarda por avanzar, causando un daño irreversible a la temporada de los Cowboys.