Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
LaLiga Santander
Premier League
Bundesliga
Liga Ascenso MX Apertura
Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

-

Atlante Atlante ATE

-

Dorados Dorados SIN

-

Cafetaleros Cafetaleros CAF

-

Tampico Tampico TAM

-

Leones Leones LEO

-

Venados Venados VEN

-

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Liga Mexicana - Apertura
Liga Portuguesa
Ligue 1
Serie A

PolémicAS: lo mejor del año

Brees el MVP, Barkley el Novato y Steelers la decepción

Drew Brees, Saquon Barkley y Ben Roethlisberger

Sean Gardner/Joe Robbins/Chris Graythen

AFP

Patrick Mahomes es el Jugador Ofensivo y Andrew Luck, el Regreso del Año.

Una noche antes del Super Bowl LIII, la NFL reconocerá a lo mejor de la temporada 2018 con la ceremonia “Honors”.

Falta mucho para eso, así que estos son nuestros ganadores:

MVP: DREW BREES

El Most Valuable Player este año es para el mejor jugador del mejor equipo de la liga.

Es increíble que en 18 años de carrera el líder pasador de todos los tiempos en cuanto a yardas (74,437) y segundo en touchdowns (520) no haya sido nombrado una sola vez el Jugador Más valioso.

Esta campaña rompió su propio récord de porcentaje de pases completos con 74.4%, terminó con 32 touchdowns, sólo cinco intercepciones y el mejor rating de la NFL, con 115.7.

COACH DEL AÑO: MATT NAGY

En su debut como head coach en Chicago, Nagy tomó a un equipo que en 2017 terminó con récord de 5-11 y en el último lugar de su División para transformarlos en una franquicia de 12-4, en la cima del Norte de la NFC.

Mitchell Trubisky pasó de una campaña de 2,193 yardas, 7 touchdowns, 7 intercepciones y rating de 77.5 a una con 3,223 yardas, 24 anotaciones, 12 intercepciones e índice de 95.4.

Pero el mejor movimiento de Nagy fue retener al coordinador defensivo Vic Fangio, cuya unidad pasó de ser la 10 en 2017 a la tercera mejor de la liga en 2018, primera contra la carrera y líder en intercepciones con 27.

JUGADOR OFENSIVO DEL AÑO: PATRICK MAHOMES

Para muchos, el joven quarterback de 23 años de edad de los Chiefs debe ser el MVP. Sus números lo respaldan.

Mahomes se convirtió en el segundo quarterback de la historia de la NFL con 50 pases de touchdown y 5,000 yardas (5,097) en una sola campaña. El otro en la lista es Peyton Manning, quien en 2013 terminó con 55 y 5,477 yardas.

Sus habilidades son impresionantes, así como la capacidad que tiene para lanzar el balón desde diferentes ángulos y hasta estilos.

Nació una estrella en Kansas City.

JUGADOR DEFENSIVO DEL AÑO: AARON DONALD

El tackle defensivo de Los Angeles Rams terminó la campaña con 20.5 capturas de quarterback, a dos del récord de la NFL, que aún le pertenece a Michael Strahan.

La marca que sí impuso Donald fue la de yardas totales en capturas con 183.5.

Además, fue líder en tacleadas para pérdida de yardas, con 25, y golpes al pasador, con 41.

NOVATO OFENSIVO DEL AÑO: SAQUON BARKLEY

El corredor de los Giants fue segundo en la liga con 1,307 yardas por tierra, sólo detrás de las 1,434 de Ezekiel Elliott.

Barkley sumó 2,028 yardas combinadas, con las que igualó a Eric Dickerson (2,212 en 1983) y Edgerrin James (2,139 en 1999) como los únicos novatos con 2,000 yardas totales en la historia.

Además, Barkley terminó la campaña con 91 recepciones, con las que superó el récord de 89 de Reggie Bush (en 2006) para un corredor novato.

NOVATO DEFENSIVO DEL AÑO: DARIUS LEONARD

A pesar de sólo jugar en 15 partidos en la campaña, el linebacker de los Colts fue líder de la liga con 163 tacleadas. Es el primer novato que encabeza la NFL en tacleadas desde 2012, cuando lo hizo Luke Kuechly.

Entre los novatos, Leonard fue segundo en capturas con 7, y primero con cuatro fumbles forzados. Además, logró dos intercepciones.

Las 163 tacleadas impusieron un récord de la franquicia.

REGRESO DEL AÑO: ANDREW LUCK

Aquí no hay PolémicAS. Después de perderse toda la campaña pasada debido a una lesión en el hombro mal tratada, Luck fue quinto en la liga con 4,593 yardas y segundo con 430 pases completos y 39 touchdowns.

Su tercer envío de touchdown la noche del domingo en Tennessee fue a manos de Ryan Hewitt, el decimotercer jugador que atrapa un pase de Luck en las diagonales en la temporada, con lo cual el quarterback de Indianapolis empató un récord de la NFL.

EJECUTIVO DEL AÑO: RYAN PACE

El gerente general de los Chicago Bears apostó por Matt Nagy, el ex coordinador ofensivo de los Kansas City Chiefs (y alumno de Andy Reid) para convertirlo en el decimonoveno coach de la historia de la franquicia. Gran acierto.

Tres novatos terminaron la campaña como titulares: el linebacker Roquan Smith, el end Bilal Nichols y el guardia James Daniels (no seleccionado en el Draft).

Taylor Gabriel (688) y Allen Robinson (754), los dos receptores que Pace firmó en la agencia libre para ayudar a su joven quarterback, Mitchell Trubisky, terminaron segundo y tercero del equipo, respectivamente, en cuanto a yardas y se combinaron para seis touchdowns.

COORDINADOR DEL AÑO: ERIC BIENIEMY

El excorredor de los San Diego Chargers y los Cincinnati Bengals llegó en 2013 a Kansas City junto con Andy Reid, quien en 2018 lo nombró su nuevo coordinador ofensivo, en sustitución de Matt Nagy.

Bieniemy hizo un estupendo trabajo en su debut, de la mano de un quarterback de 23 años de edad que sólo tenía un juego de experiencia en la NFL.

Los Chiefs terminaron con la mejor ofensiva total (425.6 yardas por juego), primera en puntos (35.3), tercera por pase (309.7), segunda en porcentaje en tercer down (47.16%) y segunda en zona roja (71.83%).

DECEPCIÓN DEL AÑO: STEELERS

Poco a poco, el equipo se le cayó a pedazos al coach Mike Tomlin hasta quedar eliminado de los Playoffs al perder cuatro de los últimos seis juegos de la campaña regular.

Primero fue Le’Veon Bell, quien no aceptó firmar como Jugador Franquicia y prefirió parar toda la temporada para ser libre en 2019.

Luego, en el último juego de la campaña, misteriosamente Antonio Brown se quedó fuera, supuestamente debido a una lesión. Pero surgió la versión de que el receptor discutió acaloradamente con Ben Roethlisberger durante una práctica.

Según informes, Brown le aventó un balón a Roethlisberger durante el entrenamiento y luego eligió no volver a entrenar, por lo que el equipo decidió suspenderlo para el partido de la Semana 17 contra los Bengals de Cincinnati, como medida disciplinaria.

Y ahora parece que los Steelers se quedarán sin Bell ni Brown (pero sí con Tomlin) para la campaña 2019.