Atlanta Braves

Los Braves se equivocan al enviar a Ronald Acuña a Ligas Menores

Ronald Acuña es uno de los mejores prospectos de Grandes Ligas y tuvo una destacada pretemporada, pero su reasignación no tiene que ver con sus estadísticas.
Cardinals vs Nationals en vivo y directo, Juego 4: MLB, NLCS

Ronald Acuña
Mike Ehrmann Getty Images

La temporada regular de Ligas Mayores aún no empieza, y los Atlanta Braves ya cometieron su primer gran error. Una pifia que no irá a la pizarra oficial, pero que podría afectar a la franquicia a corto y largo plazo por igual.

La tarde del lunes pasado, los Braves tomaron una “decisión de negocios” al enviar al prospecto venezolano Ronald Acuña Jr. de regreso a Ligas Menores, retrasando su debut en las Grandes Ligas. Previo al inicio de la temporada, Acuña encabeza la lista de los mejores prospectos en Baseball America y Baseball Prospectus, y es segundo en el listado de MLB, solo detrás de Shohei Ohtani.

El gerente de los Braves, Alex Anthopoulos, achacó el movimiento a “tiempo desarrollo” para el jardinero de 20 años de edad. Acuña, sin embargo, demostró durante el campo primaveral que está lo suficientemente apto para continuar su desarrollo en el Sun Trust Park. ¿Su argumento? Un promedio de bateo de .432, cuatro jonrones y 11 carreras remolcadas en 44 turnos al bate.

Pero la verdad es que Acuña nunca tuvo una oportunidad. Los Braves simplemente no se la iban a dar. Al no estar en el roster en los primeros 15 días de la temporada regular, el equipo puede demorar su ingreso a la agencia libre durante un año más, y eso es precisamente lo que están haciendo. Siguiendo al pie de la letra la fórmula de los Cubs en 2015 con Kris Bryant.

Solo que hay una pequeña diferencia. Aquellos Cubs ganaron 97 juegos y contaban con talento suficiente para llenar Wrigley Field los 81 juegos de campaña regular. Estos Braves, difícilmente terminarán con .500 y lo más que tienen que presumir en el campo es el estadio en sí. El equipo les está dando a los aficionados una excusa para NO ir al nuevo parque, cuando deberían hacer todo lo contrario.

Deportivamente, Acuña debería ser el dueño del jardín izquierdo, y lo será alrededor de la tercera semana de abril, cuando súbitamente Anthopoulos se dé cuenta que el venezolano concluyó con su desarrollo express. Asunto cerrado y olvidado. O tal vez no.

Estas situaciones no se olvidan. Para un pelotero, esos 15 días son un retraso de un año hacia contratos de millones de dólares, y en un año pueden pasar muchas cosas. A sus ojos, eso es una práctica desleal. Durante la saga de Bryant, su sanguinario agente Scott Boras, prometió que recordarían el episodio al momento de negociar una posible extensión de contrato y para Theo Epstein el momento de la verdad se acerca.

Acuña primero tiene que demostrar que pertenece a Grandes Ligas y que es digno del título como la máxima promesa de la Gran Carpa antes de prometer venganza. Sin embargo, una franquicia como los Braves, con tres títulos en 142 años y solo uno desde 1958, no debería ir por la vida tentando al destino.