Beneficios por desempleo

¿Cómo han afectado las tasas de empleo las prestaciones por desempleo que terminan en varios estados?

El 6 de septiembre dejará de entregarse el pago semanal de $300 por beneficios de desempleo. ¿Cómo ha afectado la tasa de empleo para tomar esta decisión?

Estados Unidos
0
Cartel de contratación pegado en una puerta
Mike Blake REUTERS

El American Rescue Plan contempla una extensión a la compensación por desempleo de emergencia pandémica (PEUC por sus siglas en inglés), la cual consiste en un pago federal de 300 dólares extra semanales para quienes reciben los beneficios por desempleo estatales.

Gracias a esta extensión, millones de estadounidenses afectados por la pandemia de coronavirus han recibido ayuda económica por varias semanas y meses. Aunque algunos estados dejaron de entregar el apoyo en meses pasados, en el resto del país, los pagos terminan oficialmente el próximo 6 de septiembre.

¿Cómo han afectado las tasas de empleo las prestaciones por desempleo que terminan en varios estados?

Las autoridades de los estados donde han terminado los pagos sugieren que el aumento de la asistencia para el desempleo ha contribuido a la escasez de mano de obra. Además, las autoridades de cada estado argumentan que hay empleos suficientes, la tasa de desempleo y las solicitudes de beneficios por desempleo han disminuido. Además, señalan que se han creado miles de empleos.

Aunque el pago de $300 se trata de un apoyo federal, los estados continuarán entregando los beneficios por desempleo “normales”, sin embargo, no es probable que se extiendan las semanas de pagos para los actuales reclamantes.

Esto porque las tasas de empleo han aumentado y las tasas de desempleo han disminuido en la mayoría de los estados, lo que indica que continúa la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia.

Los números a nivel nacional respaldan la decisión de terminar con las prestaciones de desempleo. De acuerdo con el informe del desempleo correspondiente al mes de julio, se crearon 943,000 empleos nuevos, sumando más de 4 millones de nuevos puestos de trabajo desde que inició la administración Biden. Además, los datos de julio representaron el crecimiento de empleo mensual más rápido en casi un año.

Por otro lado, el índice de desempleo cayó al 5.4%, el nivel más bajo desde el comienzo de la pandemia.