Música

¿Cuál es el origen de la rivalidad entre Los Rolling Stones y Los Beatles?

En el mundo de la música hay una rivalidad que se ha mantenido desde la década de 1960: The Rolling Stones vs. The Beatles. ¿Cómo se originó? Aquí te contamos.

Estados Unidos
0
Paul McCartney y Mick Jagger
Victor Blackman Express/Getty Images

En el mundo de la música hay una rivalidad que se ha mantenido desde la década de 1960, protagonizada por dos de las bandas más importantes de todos los tiempos: The Rolling Stones y The Beatles.

Todavía el año pasado, Paul McCartney y Mick Jagger se vieron envueltos en una discusión pública sobre cuál de ambas bandas es superior. En una entrevista con Paul, el conductor de radio Howard Stern señaló que para él The Beatles fue una banda superior a los Stones, a lo que McCartney contestó: "Yo amo a los Stones, pero coincido contigo: Los Beatles eran mejores".

Posteriormente, en una entrevista para Apple Music, Jagger respondió: “La gran diferencia, y no es menor, es que los Rolling Stones somos una gran banda de concierto [...] Esa es la verdadera gran diferencia entre estas dos bandas. Una es increíblemente afortunada de seguir tocando en estadios, y la otra no existe", sentenció Jagger.

¿Cuál es el origen de la rivalidad entre Los Rolling Stones y Los Beatles?

John McMillian, profesor de historia de la Universidad de Georgia, aborda el tema en su libro “Los Beatles vs. Los Rolling Stones: La rivalidad más grande de la historia del rock”, en el que intenta comprobar si realmente existió o no esa hostilidad manejada por los medios de comunicación.

Todo parece indicar que la rivalidad entre Los Beatles y los Rolling Stones existió y existe, tanto en sus integrantes como entre los fans de los dos grupos, pero entre ambos compañeros de profesión también hubo varios momentos de buena relación. Incluso, The Beatles ayudó en diversas ocasiones a los segundos. Además, se sabe que ambas agrupaciones se ponían de acuerdo para no coincidir en sus lanzamientos discográficos.

¿Y la rivalidad?

El autor señala que los medios jugaron un papel importante, ya que magnificaban las pequeñas peleas o discusiones para aumentar sus ventas. McMillian evidencia ciertos momentos en los que sí hubo ciertas diferencias.

En sus comienzos, The Beatles fue vista como un producto para adolescentes, mientras que los Stones emulaban todo lo contrario, la rebeldía y la actitud traviesa, además de convertirse en la gran esperanza del moderno Londres. Por otro lado, los Stones encontraron el éxito de forma casi inmediata a diferencia de Los Beatles, quienes enfrentaron más obstáculos.

La polémica entre ambas bandas se acrecentó en la década de 1970 cuando los integrantes de cada una de las agrupaciones comenzaron a hacer declaraciones sobre los otros.

“En los ochenta, la gente se preguntará: ‘¿Por qué siguen juntos estos tíos? ¿Es que no pueden valérselas solitos?’”, dijo John Lennon en una entrevista para Playboy. "Van a ser el chiste del futuro”, agregó. A lo que Keith Richards respondió que a John Lennon ya le había pasado su momento de gloria.

Por décadas, las discusiones y reproches siguieron y siguen y, aunque en muchas ocasiones ambas bandas han reconocido la gran labor de la otra, los medios han aprovechado cualquier oportunidad para revivir, magnificar e incluso incitar su rivalidad. A pesar de que sus problemas puedan ser ficticios o no, lo que nunca ha quedado en duda es que ambas agrupaciones se han convertido en leyenda.