Texas

Greg Abbott, gobernador de Texas, positivo por COVID-19

La oficina del gobernador de Texas, Greg Abbott, informó que el republicano dio positivo por COVID-19, pero goza de buena salud y no presenta síntomas.

Estados Unidos
0
Greg Abbott, gobernador de Texas
LARRY W. SMITH EFE

Este martes, 17 de agosto, el gobernador de Texas, Greg Abbot, dio positivo por COVID-19, informó el director de comunicaciones de la oficina del gobernador, Mark Miner. Según los reportes, el republicano goza de buena salud y hasta el momento no presenta ningún síntoma.

"El gobernador Greg Abbott dio hoy positivo por el virus COVID-19. El gobernador se ha realizado pruebas todos los días, y hoy fue el primer resultado positivo. El gobernador Abbott está en constante comunicación con su personal, jefes de agencias y funcionarios gubernamentales para garantizar que el gobierno del estado continúe funcionando sin problemas y de manera eficiente, señala el comunicado.

De acuerdo con la información, Abbott permanecerá aislado en la mansión del gobernador y continuará realizándose pruebas a diario. La oficina del gobernador también señaló que el republicano está recibiendo el tratamiento con anticuerpos monoclonales de Regeneron.

El gobernador de Texas está completamente vacunado contra COVID-19 desde 2020. El portavoz Mark Miner informó que todas las personas con las que el gobernador ha estado en estrecho contacto han sido notificadas y que la primera dama de Texas, Cecilia Abbott, dio negativo.

Greg Abbott y el uso obligatorio de mascarilla

El resultado positivo por coronavirus se produce un día después de que el gobernador Abbott tuiteó una foto de sí mismo sin mascarilla mientras hablaba con un grupo de simpatizantes republicanos en el Condado de Collin. La mayoría de los asistentes tampoco estaban usando alguna cobertura facial.

El mandatario republicano se ha opuesto firmemente a los mandatos de uso de mascarilla en las escuelas públicas del estado. El pasado 15 de agosto, la Suprema Corte de Texas, conformada por ocho jueces republicanos, bloqueó de forma temporal los mandatos de uso de mascarillas en las escuelas públicas de los condados Dallas y Bexar, donde se encuentra la ciudad de San Antonio. Este fallo representó un triunfo para Abbott y el fiscal general del estado, Ken Paxton, quienes llevaron el caso ante la corte.