NFL

Cinco grandes jugadores de la NFL que buscan reivindicarse en la temporada 2021

Saquon Barkley, Odell Beckham Jr., Nick Bosa, Dak Prescott y Ezekiel Elliott sufrieron un bajón en 2020, pero esperan que 2021 sea diferente.

Estados Unidos
0
Saquon Barkley es uno de los cinco jugadores que buscarán revindicar su carrera en 2021.
Tom Canavan AP

Si tú como estudiante no eras precisamente un alumno brillante y gastaste gran parte de tu cuaderno en reportes para tus papás, te acordarás que cada verano cuando el ciclo escolar iniciaba, existía una sensación genuina de un nuevo comienzo.

Al igual que para nosotros como estudiantes, para muchos jugadores de la NFL el arranque de temporada es el momento perfecto para recuperarse de un año decepcionante y volver a ser parte de las conversaciones como lo llegaron a ser, cuando cada mañana de lunes se hablaba de sus grandes actuaciones.

La pandemia del coronavirus provocó que la campaña 2020 fuera diferente a cualquier otra. Muchos jugadores de renombre se perdieron la mayor parte del calendario ya sea por lesiones, protocolos Covid-19 o bajos rendimiento. Al menos en la teoría 2021 es un nuevo comienzo para cinco figuras de la liga que buscan reivindicarse.

Saquon Barkley/NY Giants

Barkley se convirtió en una superestrella en sus dos primeras temporadas en la NFL, pero solo jugó dos partidos el año pasado debido a un desgarro del ligamento cruzado anterior.

La NFL es mejor cuando Barkley está haciendo cosas alucinantes.Los niños lo aman. Los adultos lo adulan, es el tipo de corredor que todos quieren en su equipo. En 2018 irrumpió en la liga con 2,028 yardas combinadas y 15 touchdowns, números que los Giants pretenden que estén de regreso.

Odell Beckham Jr/Browns

Beckham jugó solo siete partidos el año pasado debido a una lesión en la rodilla. Sus estadísticas bajaron significativamente con solo 23 recepciones en siete juegos. Los primeros dos años de Beckham en Cleveland han sido una gran decepción. Con 28 años de edad, Beckham todavía tiene la ventaja de ser un receptor de élite si está sano.

Nick Bosa/49ers

Desde su etapa universitaria con Ohio State, Bosa tuvo un serie de lesiones que regresaron la campaña pasada después de ser bujía de la defensiva de los 49ers que alcanzó el Super Bowl en febrero de 2020 cuando todavía gran parte del mundo no estaba familiarizado con el uso del cubrebocas. Durante 2019, el ala defensiva fue el líder en presiones al quarterback de acuerdo a estadísticas de Pro Football Focus estableciendo un récord de 80. Es el tipo de fuerza que ningún pasador quiere ver frente a él o, peor aún, respirando sobre su nuca.

Dak Prescott/Cowboys

Con un nuevo contrato multimillonario que lo posiciona como uno de los jugadores mejores pagados de la NFL, Dak Prescott volverá a tomar la ofensiva de los Cowboys luego de sufrir una escalofriante lesión que se viralizó en redes sociales por las imágenes dramáticas del rompimiento de tobillo cuando fue tacledo. Durante las primeras cuatro semanas de la temporada pasada, Prescott provocó que el Equipo de América encendiera fuegos artificiales con un promedio de 422 yardas por partido. Un show ofensivo.

Con el dinero que quería ya en su bolsillo y con una mejor salud, Prescott inicia su segundo año del programa de Mike McCarthy que tiene como misión alcanzar la postemporada y ser un peligroso enemigo para cualquier equipo de la Conferencia Nacional.

Ezekiel Elliott/Cowboys

La ofensiva de los Cowboys se estancó después de que Dak Prescott se lesionara el año pasado, pero Elliott tuvo problemas antes de esa fecha. Promedió 4 yardas por acarreo, el mínimo de su carrera y 65.3 yardas por tierra por juego, sin llegar a las 1,000 yardas por tierra. Elliott perdió peso en la temporada baja mientras intenta recuperarse a los 26 años para de nueva cuenta ser figura.

La sensación de un mejor año ha nacido entre los jugadores de renombre que esperan que 2021 sea tan bueno como sus mejores temporadas. El año nuevo está cerca de comenzar en la NFL y para todos es la oportunidad de reiniciar y cambiar la narrativa de la campaña pasada y ayudar a sus organizaciones a alcanzar el gran domingo en el moderno estadio de los Los Ángeles Rams.