NFL 2021

Los mejores quarterbacks de la NFL por equipo: 24-17

El tercer año debe ser el que acerque a Kyler Murray a la élite de los quarterbacks en la NFL.

Estados Unidos
0
Drew Lock y Daniel Jones

En nuestra segunda entrega de los mejores quarterbacks por equipo aparecen dos novatos. Trevor Lawrence será titular desde el inicio del training camp con los Jaguars, mientras Justin Fields deberá aprender detrás de los veteranos Andy Dalton y Nick Foles en Chicago.

Para Drew Lock y Daniel Jones esta podría ser su última oportunidad en Broncos y Giants, respectivamente, mientras Joe Burrow y Kyler Murray están en posición de demostrar que valió la pena reclutarlos con la primera selección del Draft.

Vamos al ranking:

24.- Denver Broncos

En 2020: 21

Al final de la campaña 2019, parecía que Drew Lock podía ser el quarterback franquicia que el equipo (particularmente John Elway) proyectó cuando lo seleccionó al principio de la segunda ronda.

Pero en 13 juegos como titular en 2020, Lock terminó con récord de 4-9, con 16 pases de touchdown y 15 intercepciones, lo más alto en la NFL. Su porcentaje de efectividad (57.3%) fue el peor entre los titulares.

Elway dejó la gerencia general en manos de George Paton, quien de inmediato buscó a un veterano y, así, obtuvo a Teddy Bridgewater gracias a un canje con Carolina. Bridgewater competirá con Lock en julio y agosto por la titularidad en Denver.

Después de ganar cinco juegos como “relevista” en New Orleans en 2019, Bridgewater terminó con récord de 4-11 en su única temporada en Carolina. Completó 69.1 por ciento de sus envíos, con 15 touchdowns y 11 intercepciones. En seis campañas en la NFL, Bridgewater tiene récord 26-23 y es el favorito para quedarse con el puesto de QB1.

Pero quienquiera que gane esta batalla tendrá la consigna de proteger mejor el balón, pues los Broncos fueron líderes de la liga en 2020 con 32 turnovers.

Brett Rypien, quien firmó como novato agente libre la campaña pasada, inició un juego en 2020. Aunque lo ganó, sufrió cuatro intercepciones en el proceso. Su lugar es la banca o la escuadra de prácticas.

23.- Cincinnati Bengals

En 2020: 27

La temporada de novato de Joe Burrow terminó dolorosamente, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior en el juego de la Semana 10 en Washington.

Burrow, la primera selección global del Draft 2020, terminó con récord de 2-7-1; completó 65% de sus pases, con 13 touchdowns y cinco intercepciones. También demostró sus habilidades para correr el balón, con 142 yardas y tres anotaciones por la vía terrestre.

Jugar detrás de una de las peores líneas ofensivas de la NFL tiene sus riesgos, pero Burrow no parecía desesperarse en la bolsa de protección y rara vez cometió los errores típicos de los quarterbacks novatos.

Si se recupera de esa delicada lesión, se esperan grandes cosas de Burrow en 2021. Los Bengals usaron su selección de primera ronda en el wide receiver Ja’Marr Chase, el objetivo favorito de Burrow cuando ambos jugaron juntos en LSU. Chase se une a Tee Higgins y Tyler Boyd, dándole a Burrow un trío de receptores envidiable. Ahora esa línea ofensiva tiene que proteger mejor a su quarterback franquicia.

Brandon Allen llegará al training camp como suplente de Burrow. En 2020 inició cinco juegos tras la lesión del novato, pero Allen no pudo hacer mucho con su oportunidad: cinco touchdowns, cuatro intercepciones y récord de 1-4.

Kyle Shurmur llegó a la NFL en 2019 como agente libre; fue firmado por Kansas City y cortado un año más tarde. En su segunda campaña en Cincinnati su objetivo será dejar la escuadra de prácticas y para ello tendrá que vencer a Allen en el training camp. Eric Dungey firmó como agente libre este año, luego de pasar la temporada 2019 con Giants y en la escuadra de prácticas de los Browns.

22.- New York Giants

En 2020: 25

Está apenas por iniciar su tercera temporada en la NFL, pero parece que ya hemos esperado una eternidad para conocer el verdadero potencial de Daniel Jones. Entre sus lesiones y su baja de juego, muchos consideran que la campaña 2021 podría ser su última oportunidad para demostrar que realmente es el quarterback franquicia de los Giants.

En 2020, es cierto, los vientos no soplaron a su favor. Jugó lesionado casi toda la segunda mitad del calendario; en la Semana 2, Saquon Barkley quedó fuera por el resto de la campaña; la línea ofensiva se desmoronó y el talento a su alrededor nunca estuvo a la altura.

En la offseason, los Giants firmaron al wide receiver Kenny Golladay, quien viene de una campaña plagada de lesiones, pero que en 2019 totalizó 1,190 yardas y 11 touchdowns en Detroit. Golladay trabajará al lado de Darius Slayton y Sterling Shepard, dándole a Jones una tripleta que no deja espacio para las excusas.

Los Giants firmaron en la agencia libre al veterano Mike Glennon, quien en siete años en la NFL ha jugado para cinco franquicias. Su récord como titular es de 6-21 (0-5 en 2020 con los Jaguars) y los Giants estarán mucho mejor si no tienen que echar mano de esta selección de tercera ronda del Draft 2013.

Clayton Thorson fue reclutado por Philadelphia en la quinta ronda del Draft 2019; ese mismo año fue cortado por Eagles y firmó con Dallas. En 2020 llegó a New York, pero pasó la temporada en la escuadra de prácticas, a donde seguramente regresará este año.

21.- Jacksonville Jaguars

En 2020: 29

Después de nueve temporadas perdedoras en 10 años, incluido un 1-15 en 2020, la afición de los Jaguars finalmente tiene razones para ilusionarse. Dos hombres están llamados a cambiarle la cara a esta franquicia: el coach Urban Meyer y el quarterback Trevor Lawrence.

Ambos fueron fenómenos en el football colegial. En 17 años como head coach en el college, Meyer nunca tuvo una temporada con récord perdedor y ganó dos campeonatos, con Florida y Ohio State. Lawrence, por su parte, es considerado el mejor prospecto en la posición desde Andrew Luck, quien como novato llevó a los Colts a Playoffs en 2012.

Lawrence nunca perdió un juego en temporada regular en tres campañas en Clemson; su récord fue de 34-2 y hace un par de años ganó el título del football colegial con los Tigers. Completó 66.6 por ciento de sus envíos para 10,098 yardas, 90 touchdowns y 17 intercepciones. Dos ganadores probados al frente de la peor franquicia de la NFL en la última década. Para bien o para mal, los reflectores estarán puestos en Jacksonville.

Gardner Minshew II, el chico que hace dos años se volvió famoso en la NFL por su abundante bigote, será el suplente de Lawrence. En dos temporadas con los Jaguars, Minshew tiene récord de 7-13 (6-6 en 2019), con 37 touchdowns y solo 11 intercepciones. Bajo la dirección de Meyer, Minshew tiene que mejorar, pero obviamente el plan es no usarlo a menos que sea estrictamente necesario.

CJ Beathard y Jake Luton competirán por un lugar en el roster durante el training camp y la pretemporada. Beathard, a quien curiosamente también le apodan “Sunshine”, como a Lawrence, llega a Jacksonville después de tres años en San Francisco, donde inició 12 juegos y terminó con marca de 2-10, 18 touchdowns y 13 intercepciones. Luton fue titular de los Jaguars en tres juegos en 2020, sin poder conseguir un solo triunfo; completó apenas 54.5% de sus envíos, con dos pases a las diagonales y seis intercepciones.

20.- Philadelphia Eagles

En 2020: 14

Tres años después de su único título de Super Bowl, la revolución llegó a Philadelphia. El coach Doug Pederson y el quarterback Carson Wentz son parte del pasado y Nick Sirianni y Jalen Hurts son el presente de la franquicia.

Hurts, selección de segunda ronda en 2020, tuvo una mini audición al final de la temporada pasada, cuando Pederson decidió mandar a la banca a Wentz. En cuatro juegos como titular, Hurts completó 52% de sus pases, con 1,061 yardas, seis touchdowns y cuatro intercepciones. Por tierra sumó otras 354 yardas (promedio de 5.6 por intento) y tres anotaciones.

Sirianni, quien debuta como head coach después de tres años como coordinador ofensivo en Indianapolis, contrató a Shane Steichen, uno de los responsables del rápido desarrollo y adaptación de Justin Herbert, Novato Ofensivo del Año en 2020.

Se espera que Sirianni y Steichen exploten al máximo las habilidades atléticas de Hurts, quien fue finalista al Heisman en 2019, con la universidad de Oklahoma.

Como medida de precaución, Eagles firmó en la offseason a Joe Flacco, un veterano de 13 temporadas en la NFL. Es cierto que sus mejores años los ve en el espejo retrovisor, pero Flacco (98-77 como titular) todavía es capaz de rescatar un par de juegos al año.

En 2017 fue la última ocasión que jugó los 16 partidos de una campaña y también cuando ganó más de cuatro juegos, así que lo mejor que le puede pasar a Philadelphia es que Flacco (6-18 desde 2018) no juegue más de un mes o estarán en problemas.

Nick Mullens fue firmado como agente libre tras ser dejado en libertad por San Francisco, donde jugó en tres temporadas, con 16 juegos como titular, 25 touchdowns, 22 intercepciones y récord de 5-11.

19.- Chicago Bears

En 2020: 30

Los Bears se cansaron de esperar y decidieron ponerle punto final al proyecto Mitchell Trubisky. Después de un primer año muy bueno, la selección de primera ronda (segundo pick global) en 2017 no pudo repetir el truco (29-21 como titular) y ahora es banca en Buffalo. En la que parece es la última oportunidad para el coach Matt Nagy y el gerente general Ryan Pace, la posición de quarterback ha sufrido un cambio radical en Chicago.

El veterano Andy Dalton es el QB1… por el momento. Dalton no lo hizo mal en su único año en Dallas, en sustitución de Dak Prescott: en nueve juegos completó 65% de sus pases, con 14 touchdowns, 8 intercepciones y marca de 4-5. Y lo hizo detrás de una parchada línea ofensiva.

Dalton, 74-66-2 en 10 años en la liga, llegará al training camp como el titular, pero eso será temporal, pues para nadie es un secreto que el equipo lo usará como un “puente” en lo que el novato Justin Fields está listo para quedarse con el puesto titular.

Fields fue la undécima selección global del Draft 2021 y es la gran esperanza no solo de los aficionados, sino de Nagy y Pace, pues sus trabajos dependen de cómo le vaya al novato. Además, es considerado por muchos scouts como “verde” para la NFL, pero los Bears lo meterán al horno de microondas y lo tendrán listo a mitad de temporada. O antes, si es necesario.

En dos años como titular en Ohio State, Fields pasó para más de 5,300 yardas, con 63 pases de touchdown contra solo 9 intercepciones. Físicamente es todo lo que la NFL demanda de sus quarterbacks en estos días: un atleta que puede lanzar y correr, todo a gran velocidad.

Nick Foles es el tercero en el grupo. Ningún otro quarterback que ha sido MVP del Super Bowl ha pasado del estrellato a la oscuridad como Foles, quien pasó sin pena ni gloria por Jacksonville (0-4) y no ayudó mucho a los Bears el año pasado (2-5), cuando Trubisky fue a la banca. Foles debe quedarse en el roster, pero está claro que es el elemento a sacrificar en caso de que el equipo tenga que hacer movimientos durante julio y agosto.

18.- Indianapolis Colts

En 2020: 16

En tres años como head coach de los Colts, Frank Reich tuvo tres quarterbacks titulares diferentes. En su cuarta temporada no podía ser diferente. En 2021, sin embargo, Reich tiene a uno de sus mejores alumnos.

No hay duda que la mejor campaña de Carson Wentz en la NFL fue en 2017, cuando era el gran favorito para ser nombrado MVP, hasta que una lesión en la rodilla descarriló no solo esa temporada, sino su carrera.

Wentz no ha podido regresar a ese nivel. En sus tres últimos años en Philadelphia, su récord fue de 17-21-1, pero en aquella mágica campaña de 2017 su coordinador ofensivo era precisamente Reich. Así que el coach de los Colts confía en que Wentz pueda replicar en Indianapolis aquello que hizo el año en que los Eagles ganaron el Super Bowl de la mano de Nick Foles.

La expectativa es realista. En Philadelphia, Wentz jugó detrás de una de las peores líneas ofensivas de la liga (fue capturado 50 veces, lo más alto en 2020); sus wide receivers eran propensos a lesiones y tampoco contó con mucha ayuda de sus corredores.

Con los Colts no podrá quejarse de nada de eso. La línea ofensiva de los Colts es de lo mejor en la NFL; la ofensiva de Reich exige pases rápidos y en el backfield está Jonathan Taylor, quien como novato sumó 1,169 yardas y 12 touchdowns.

Detrás de Wentz no hay mucha profundidad en la posición de quarterback. Jacob Eason, una selección de cuarta ronda de los Colts en 2020, no ha lanzado un solo pase como profesional; Sam Ehlinger fue reclutado en la sexta ronda en el Draft de este año, y Jalen Morton fue firmado como agente libre tras ser cortado por Green Bay.

17.- Arizona Cardinals

En 2020: 19

El tercer año debe ser el que acerque a Kyler Murray a la élite de los quarterbacks en la NFL. En su temporada de novato, Murray terminó con récord de 5-10-1, y en 2020 mejoró a 8-8, con más touchdowns (26, contra 20 en 2019) e igual número de intercepciones (12).

El producto de Oklahoma aún debe mejorar a la hora de reconocer a las defensivas y sus coberturas, pero es un hecho que va por buen camino y los Cardinals creen que, si Murray continúa en la curva ascendente, en 2021 podrán competir por la corona en el Oeste de la NFC, la División más dura de la NFL.

El arribo de DeAndre Hopkins le benefició mucho la campaña pasada, y para 2021 se suma al ataque de Arizona el veterano A.J. Green. Hopkins y Green se combinan para 12 invitaciones al Pro Bowl y 8 selecciones al All-Pro.

Y no olvidemos a Christian Kirk, Andy Isabella, KeeSean Johnson y el novato Rondale Moore. El coach Kliff Kingsbury deberá encontrar la manera de repartir sus toques en una ofensiva aérea que promete ser explosiva desde la Semana 1.

El suplente de Murray es Colt McCoy, un veterano de 10 campañas en la NFL, pero que desde 2014 solo ha ganado un par de juegos como titular. Su récord desde 2010 es de 8-22, básicamente como suplente desde que fue reclutado en la tercera ronda por los Browns.

Chris Streveler fue contratado por Arizona como novato agente libre en 2020. Jugó en la Semana 17 ante los Rams y completó 11 de 16, con un touchdown y una intercepción. Conoce mejor el sistema que McCoy y podría arrebatarle el puesto de QB2 durante el training camp y la pretemporada.