Coronavirus

El CDC advierte del riesgo de miocarditis por la vacuna COVID a menores de 30 años

El Centro de Control y Enfermedades en Estados Unidos advirtió del riesgo de la miocarditis en jóvenes después de la vacuna contra el coronavirus.

Estados Unidos
El CDC advierte del riesgo de miocarditis por la vacuna COVID a menores de 30 años
PATRICK T. FALLON AFP - Getty Images

Millones de estadounidenses ya se encuentran vacunados contra el coronavirus, sin embargo, los problemas no paran y el Centro de Control de Enfermedades advirtió de los nuevos problemas que aquejan a jóvenes después de recibir la vacuna.

Oficiales federales de Salud dieron a conocer 226 casos de miocarditis o pericarditis que se han dado en jóvenes menores de 30 años después de haber recibido la vacuna contra el coronavirus.

Si bien es poco común, las tasas para las edades de 16 a 24 años después de una segunda dosis están por encima de lo esperado, lo que provocó una reunión de emergencia del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) la próxima semana.

"En este momento, actualizaremos los datos, evaluaremos más a fondo la miocarditis después de la vacunación con ARNm y evaluaremos el análisis de riesgo / beneficio", dijo Tom Shimabukuro, subdirector de la inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

81% se han recuperado por completo

Shimabukuro también dio a conocer que de los 285 casos con desenlace conocido, 270 fueron dados de alta, la mayoría a sus hogares.

Aproximadamente el 81% se ha recuperado por completo y el resto presenta síntomas continuos o un estado desconocido. Quince siguen hospitalizados, tres de ellos en cuidados intensivos.

Los síntomas más comunes de las personas que reportaron esta enfermedad fueron dolor en el pecho, enzimas cardíacas elevadas, cambios en la onda ST o T, disnea y ecocardiografías / imágenes anormales.

"Es un poco una comparación de manzanas con naranjas porque nuevamente estos son informes preliminares", dijo el Dr. Shimabukuro. “No todos estos resultarán ser verdaderos informes de miocarditis o pericarditis.