MLS

Se revelan las locuras de Zlatan Ibrahimovic en el vestuario de LA Galaxy

Desde presentarse como “Dios” ante sus compañeros, hasta “bautizar” a un jugador, estas fueron algunas de las locuras de Zlatan durante su paso por la MLS.

Estados Unidos
0
Se revelan las locuras de Zlatan Ibrahimovic en el vestuario de LA Galaxy
Shaun Clark Getty Images

La llegada de Zlatan Ibrahimovic representó un auténtico bombazo para la Major League Soccer, pues aunque el delantero sueco fue criticado por elegir la liga estadounidense para volver a la actividad, tras la lesión sufrida durante su paso por el Manchester United, demostró que se mantenía vigente y dominó la MLS junto a LA Galaxy, equipo que presenció algunas de las características locuras del ‘León Sueco’.

Zlatan fue anunciado como refuerzo del cuadro angelino para la temporada 2018 y su impacto fue inmediato, pues incluso uno de sus primeros goles, registrado ante LAFC, fue elegido como el ‘Mejor gol en la historia de la MLS’, por lo que el delantero dejó una huella imborrable no solo dentro del terreno de juego, sino también lo hizo fuera del mismo.

The Athletic dio a conocer este martes, algunas de las peculiaridades que dejó Ibrahimovic durante su paso por los Estados Unidos, entre las que destacan presentarse como “Dios” ante sus compañeros, e incluso cambiarle el nombre a uno de ellos.

“¿Crees en Dios? Crees en mí”

Zlatan vivía sus primeros momentos como futbolista del máximo ganador en la historia de MLS, cuando fiel a su estilo, se presentó de una forma peculiar ante la atónita mirada de sus nuevos compañeros, pues luego de su presentación ante los medios, Ibrahimovic caminó al vestuario junto a Sigi Schmid, entonces técnico de LA Galaxy, y dio sus primeras palabras ante los jugadores con los que compartiría equipo.

“¿Creen en Dios?”, preguntó Zlatan en el centro del vestidor. Al fondo, algunos de los jugadores más jóvenes asintieron a la pregunta, algo a lo que el sueco respondió: “Está bien. Entonces creen en mi”, para luego salir, ante la sorpresa de sus nuevos compañeros.


Las primeras pinceladas de ‘Ibracadabra’ llegaron en apenas su primer encuentro de MLS, cuando entró de cambio para hacer su debut en el Clásico del Tráfico y marcar un doblete con el que LA Galaxy se llevó el triunfo ante LAFC, en uno de los partidos más recordados en la historia reciente de MLS y que sería apenas el preámbulo de lo que Zlatan dejaría en su paso por la liga norteamericana.

“El bautizo” a un compañero

Desde su llegada a la MLS, Zlatan se encargo de dominar a placer dentro y fuera del vestuario de LA Galaxy y el poder concedido fue de tal magnitud, que incluso se dio el lujo de “bautizar” a uno de sus compañeros, pues diversas versiones indican que el exdelantero del Barcelona fue el encargado de nombrar al entonces mediocampista del Galaxy, Perry Kitchen, como “Kevin” y así lo recuerda el propio jugador.

“Zlatan habló y dijo algo como “en estos juegos debemos ser más fuertes, como Kevin y señaló hacia mí. Yo volteaba para asegurarme que no había otro Kevin a mi alrededor y le dije: ‘Mi nombre es Kevin, está justo arriba de mi casillero’”, a lo que Zlatan respondió: “Sí, tú eres Kevin”, recordó entre risas el estadounidense.

El vestidor temía a Zlatan


El paso de Zlatan por LA Galaxy quedó marcado negativamente al no poder levantar la MLS Cup y además, algunas versiones apuntan acerca la mala relación que tenía con algunos de sus compañeros, pues en alguna ocasión el seleccionado de USMNT, Sebastian Lletget criticó la forma de ser del europeo, algo que el exjugador de LA Galaxy, Chris Pontius confirmó, asegurando incluso que dentro del vestidor, Zlatan generaba temor.

Algunos de sus propios compañeros de equipo estaban aterrorizados Al final del día, él mantiene a todos en un estándar más alto para poder ganar. Así es como es. Pero sí cruzó la línea con sus compañeros, cualquiera te lo dirá”, comentó Pontius.

Su adiós

Vine, mire y conquiste, les di a Zlatan… Ahora vuelvan a ver béisbol”, fueron las palabras de despedida de Zlatan Ibrahimovic tras un par de temporadas dentro de la Major League Soccer, antes de que se confirmara su regreso al AC Milán, club al que con 39 años, guió a su regreso a Champions League, luego de terminar en la segunda posición de la Serie A.

Zlatan terminó su paso por el fútbol estadounidense con un balance de 53 goles en 58 partidos y será recordado como uno de los mejores futbolistas que han llegado a la MLS en toda su historia, a pesar de no haber logrado el título con LA Galaxy.