AQUÍ SOLO FOOTBALL

Solo Trevor Lawrence es una “apuesta segura” en el Draft 

El 29 de abril es el Draft 2021 y una vez más la posición de quarterback será la de mayor demanda en la primera ronda. Hasta cinco podrían escuchar su nombre esa noche.

Estados Unidos
0
Trevor Lawrence
Jeffrey McWhorter Associated Press

Entre 1966 (cuando se jugó el primer Super Bowl) y 1982, únicamente en tres ocasiones fueron reclutados tres quarterbacks en la primera ronda del Draft de la NFL. Fue en 1967 (Steve Spurrier, Bob Griese y Don Horn), 1971 (Jim Plunkett, Archie Manning y Dan Pastorini) y 1979 (Jack Thompson, Phil Simms y Steve Fuller).

Luego, llegó la famosa “Generación de 1983”, cuando seis pasadores fueron seleccionados en la primera ronda: John Elway, Todd Blackledge, Jim Kelly, Tony Eason, Ken O’Brien y Dan Marino. Es un récord del Draft que ni siquiera se ha igualado.

La mitad de esos quarterbacks -Elway, Kelly y Marino- están en el Salón de la Fama.

Sin embargo, en el resto de la década de los 80 solo otros siete pasadores fueron reclutados en la primera ronda del Draft, cuatro en 1987: Vinny Testaverde, Kelly Stouffer, Chris Miller y Jim Harbaugh.

Pero eso fue en la era pre agencia libre y tope salarial. También antes de que las reglas se modificaran para beneficiar a las ofensivas, particularmente a los pasadores y el juego aéreo. Y antes de que, como resultado de todo lo anterior, los quarterbacks se convirtieran en los jugadores mejor pagados, la mayoría de las veces sin haber ganado un par de juegos de Playoffs, ya no digamos un Super Bowl.

Pero así es como funciona la NFL y año con año dos tercios de la liga está en busca de su quarterback franquicia.

Hace un año, cuatro pasadores (Joe Burrow, Tua Tagovailoa, Justin Herbert y Jordan Love) fueron reclutados el primer día del Draft. En 2018 fueron cinco y en total han sido 18 quarterbacks tomados en primera ronda en los cinco años más recientes.

El 29 de abril es el Draft 2021 y una vez más la posición de quarterback será la de mayor demanda en la primera ronda. Hasta cinco podrían escuchar su nombre esa noche.

Los Jacksonville Jaguars tienen la primera selección global y es 99.99% seguro que reclutarán a Trevor Lawrence (Clemson), convirtiéndolo en el sexto quarterback desde 2015 que es la primera selección global del Draft.

Lo que pasará después es intrigante.

Los New York Jets (segunda selección global), Miami Dolphins (3), Carolina Panthers (8), Denver Broncos (9), San Francisco 49ers (12) y New England Patriots (15) son equipos que también podrían seleccionar un pasador entre los 15 primeros picks.

En la segunda mitad de esa primera ronda están los Miami Dolphins (18), Chicago Bears (20), Pittsburgh Steelers (24) y New Orleans Saints (28), que podrían buscar un trade para escalar posiciones y seleccionar a su quarterback del futuro.

Los otro cuatro prospectos que se pronostica son material de primera ronda son Zach Wilson (BYU), Justin Fields (Ohio State), Trey Lance (North Dakota State) y Mac Jones (Alabama).

Sin embargo, Trevor Lawrence es el único al que los scouts ven como una “apuesta segura” en esta generación de quarterbacks. Para muchos, es el mejor prospecto en la posición desde Andrew Luck, primera selección global en 2012 y retirado prematuramente hace un par de años.

En tres años en Clemson, Lawrence completó 66.6% de sus envíos para 10,098 yardas, con 90 touchdowns y 17 intercepciones.

Son pocos los puntos débiles en este chico, que puede ejecutar cualquier pase, es paciente en la bolsa de protección, muy efectivo cuando lanza en movimiento y también sabe hacer daño como corredor (17 touchdowns por la vía terrestre entre 2019 y 2020).

Parece que la afición de los Jaguars finalmente va a tener algo que celebrar.

Los otros cuatro prospectos serán picks mucho más arriesgados.

Aunque tuvo 33 pases de touchdown y solo tres intercepciones en 2020, la campaña de Wilson pudo ser engañosa porque el calendario de BYU fue extremadamente fácil.

Entre 2018 y 2019, Wilson tuvo 23 envíos a las diagonales y 12 intercepciones.

Fields tiene todo el potencial para convertirse en una estrella de la NFL, pero no es un producto terminado. Además, se paraliza contra el blitz y eso es lo que más verá de las defensivas como novato.

En North Dakota State, Lance operó en una ofensiva comprometida a correr el balón, así que realmente no conocemos todo su potencial como quarterback. Y en la NFL la mayoría de los equipos pasa en siete de cada 10 jugadas.

Finalmente, Mac Jones (41 touchdowns, 4 intercepciones en 2020) es un pasador de bolsa de protección, pero el temor es que sea producto de un sistema.

En Alabama, Jones estuvo rodeado de los mejores jugadores y coaches en el college. Sin ir más lejos, su mejor receptor (DeVonta Smith) fue ganador del Heisman.

Tua Tagovailoa, otro producto del Crimson Tide, tenía un mejor scouting report el año pasado y sufrió en su transición al football profesional.

Pero alguien correrá el riesgo con estos jóvenes pistoleros.

Quizá en Miami hoy están arrepentidos de no haber seleccionado a Justin Herbert en lugar de Tua.

Herbert, de los Chargers, impuso varios récords para un novato en la NFL y fue nombrado Novato Ofensivo del Año.

¿Habrá un Herbert en la Clase 2021? Nadie sabe. A lo mejor alguno de ellos se convierte en el próximo Patrick Mahomes.

Aunque lo más probable es que veamos menos como Mahomes y más como Carson Wentz o Mitchell Trubisky.