TAMPA BAY BUCCANEERS

Rob Gronkowski espera mejor desempeño ofensivo de los Bucs

El ataque de Tampa Bay fue el tercero mejor de la campaña en puntuaciones por encuentro (30.8) y el séptimo que más yardas (384) consiguió en al campaña.

Estados Unidos
Rob Gronkowski
Charlie Riedel Associated Press

La sequía de 18 años sin el título de la National Football League terminó el 7 de febrero para Tampa Bay. A más de un mes del cuarto anillo de campeonato en su trayectoria, Rob Gronkowski ya tiene en mente mantenerse en la competencia para defender el título, algo que no sucede en la NFL desde las ediciones 38 y 39, el segundo y tercer Vince Lombardi en las filas de los Patriots, el exequipo de Gronkowski.

"Definitivamente creo que podemos mejorar en el lado ofensivo del balón. Con tantos jugadores regresando, otra temporada baja debajo el cinturón, otro campamento de entrenamientos, otra temporada completa, es así como definitivamente podemos retomarlo donde lo dejamos", señaló este lunes el ala cerrada.

Chris Godwin ha sido etiquetado como jugador franquicia. Gronkowski regresó con contrato de un año. Los defensivos Shaquil Barrett y Levonte David también renovaron con acuerdos multianuales.

Los Patriots fueron el tercer equipo que mejor se desempeñó al ataque en puntos (30.8) y el séptimo que más yardas logró ante sus rivales (384), apoyándose primordialmente en el ataque aéreo.

Camino al Super Bowl, sin embargo, fue la defensiva la que realizó grandes jugadas y el ataque capitalizó las oportunidades. Capturaron 10 veces a mariscales de campo en la postemporada, incluyendo cinco a Aaron Rodgers e interceptaron siete ocasiones a los pasadores contrarios, de las cuales tres fueron ante Drew Brees.

En el partido grande capturaron en tres ocasiones a Patrick Mahomes y lo interceptaron en otro par.

Fue allí mismo que Gronkowski demostró que aún está para el nivel profesional atrapando seis pases en siete targets para 67 yardas y un par de anotaciones.

Temporada completa

Para llegar en forma hasta el último duelo de la campaña, Gronk primero se tomó un año sabático y aprovechó ese tiempo para sanar y descansar de lesiones que lo persiguieron durante toda su carrera. Apenas en 2020 jugó su primera temporada de 16 partidos desde 2011, su segundo año como profesional.

"Fue un gran sentimiento. Fue algo que quería probarme a mí mismo que podía alcanzar. También puedo jugar una campaña completa, una postemporada completa a un alto nivel", añadió para Scott Smith, del portal oficial de los Buccaneers.