AQUÍ SOLO FOOTBALL

Ganadores y perdedores de la agencia libre

En 2021, Bill Belichick y New England han cambiado la narrativa del “Patriot Way” y desembolsado varios cientos de millones de dólares para renovar al equipo.

Estados Unidos
Bill Belichick
Brett Carlsen Associated Press

Todavía no conocemos el desenlace de la novela en Houston, y tal parece que Deshaun Watson va a dejar a su agente en hold para dedicarle más tiempo a su abogado, con todo este escándalo de las demandas y acusaciones de acoso sexual.

En algún punto de los próximos dos meses, Watson será la gran historia de la offseason, eso está clarísimo, porque los Texans -les guste o no- van a tener que deshacerse de su inconforme quarterback.

Mientras tanto, la agencia libre no nos quedó mal y, como cada año, nos deja movimientos interesantes que nos hacen proyectar el futuro de las 32 franquicias. ¿Quién se armó mejor? ¿Quién quedó debilitado?

Hace un año, cuando los Buccaneers firmaron a Tom Brady, todos sabíamos que Tampa Bay estaba listo para pelear por el título de la NFL y que los Patriots no la iban a pasar bien sin el quarterback que los llevó a nueve Super Bowls.

En 2021, Bill Belichick y New England han cambiado la narrativa del “Patriot Way” y desembolsado varios cientos de millones de dólares para renovar al equipo, que terminó con récord perdedor por primera vez desde la campaña del 2000.

Estos son los ganadores y perdedores de la agencia libre 2021:

GANADORES

Patriots

El modus operandi de Bill Belichick es encontrar jugadores baratos -y hasta olvidados- en la agencia libre y hacerlos brillar en New England. No esta vez.

El 7-9, combinado con el Super Bowl que Brady ganó en Tampa, hirieron el orgullo del mejor coach de su generación y aprovechó el espacio que los Patriots tenían en el tope salarial para reforzar todas las áreas en las que el equipo pasaba aceite.

Quienquiera que sea el quarterback (Cam Newton, un novato o alguien más) tendrá un mucho mejor cuerpo de receptores, tras las firmas de los wide receivers Nelson Agholor (2 años, 26 millones de dólares) y Kendrick Bourne (3 años, 22.5 mdd), y los tight ends Jonnu Smith (4 años, 50 mdd) y Hunter Henry (3 años, 37.5 mdd).

La línea ofensiva también recibió ayuda con el tackle Trent Brown (canje con los Raiders) y el regreso del centro Ted Karras.

A la defensa se incorporan el linebacker/rusher Matt Judon (4 años, 56 mdd), el safety Jalen Mills (4 años, 24 mdd), el tackle Davon Godchaux, el end Henry Anderson y, por si fuera poco, Kyle Van Noy regresa después de un año en Miami.

¿Querían talento? Ahí tienen su talento.

Jets

El gerente general Joe Douglas quiere darle a su nuevo coach, Robert Saleh, el mejor equipo para poder competir este mismo año en el Este de la AFC.

New York ha hecho movimientos certeros en la agencia libre: además de colocarle la etiqueta de Jugador Franquicia al safety Marcus Maye, Douglas firmó a los wide receivers Corey Davis (3 años, 37.5 mdd) y Keelan Cole (1 año, 5.5 mdd).

Del otro lado del balón llegaron el defensive end Carl Lawson (3 años, 45 mdd), el linebacker Jarrad Davis (1 año, 7 mdd) y el safety Lamarcus Joyner (1 año, 4.5 mdd).

A Saleh le gusta atacar a los quarterbacks y por ello me encanta la firma de Lawson, quien en cuatro años en Cincinnati registró 20 sacks y tiene un potencial bárbaro al lado del tackle defensivo Quinnen Williams, líder del equipo con 7 capturas en 2020.

Ahora solo falta saber qué harán con Sam Darnold.

Buccaneers

Los campeones no tendrán muchas caras nuevas en 2021, pero eso no se traduce en una mala offseason.

El plan del gerente general Jason Licht era tratar de mantener intacto el roster con el que el coach Bruce Arians ganó el Super Bowl. Bueno, misión cumplida.

Licht reestructuró el contrato de Tom Brady, colocó el tag de Jugador Franquicia en el wide receiver Chris Godwin y recontrató a los linebackers Shaquil Barrett (4 años, 68 mdd) y Lavonte David (2 años, 25 mdd), al tight end Rob Gronkowski (1 año, 8 mdd) y al pateador Ryan Succop (3 años, 12 mdd).

Es raro ver a un campeón que no sufra bajas importantes en la agencia libre y por ello los Bucs son favoritos para regresar al juego grande y buscar el primer bicampeonato en la NFL desde 2003-04.

Washington Football Team

Es cierto que los Dallas Cowboys tienen al mejor quarterback en el Este de la NFC con Dak Prescott, pero su defensa no ha mejorado ni tantito.

En Washington, mientras tanto, hicieron un movimiento interesante al firmar al veterano Ryan Fitzpatrick (1 año, 10 mdd), quien competirá por la titularidad con Taylor Heinicke. Y quien gane la batalla en el training camp y la pretemporada tendrá un mucho mejor cuerpo de wide receivers tras la firma de Curtis Samuel (3 años, 34.5 mdd).

Samuel hará una pareja explosiva con Terry McLaurin, dándole la verticalidad que el equipo no tuvo en 2020.

Y con el bombardero de la barba, Washington es favorito para repetir como campeón divisional y esta vez con récord ganador.

PERDEDORES

Bears

Pasaron de Mitchell Trubisky a Andy Dalton (1 año, 10 mdd) y nadie en su sano juicio piensa que eso fue una mejora.

Por un momento se especuló que Chicago podría hacer un canje con Seattle para obtener a Russell Wilson, pero eso sonó más a un sueño y a un tema de polémica en ESPN que a otra cosa.

En tres campañas bajo el mando del coach Matt Nagy, los Bears tienen récord de 28-21, con dos viajes a la postemporada y 0-2 en esos juegos.

Trubisky se fue a Buffalo y ahora Andy Dalton es el titular.

Buena suerte.

Cowboys

La defensa de Dallas fue un desastre en 2020, particularmente contra la carrera, al aceptar en promedio 158.8 yardas por juego. Solo los Texans (160.3) fueron peores en ese departamento.

¿Y qué han hecho los Cowboys para reforzar a su débil frontal? Nada.

Jerry Jones y sus muchachos recontrataron a los corners C.J. Goodwin y Jourdan Lewis, y firmaron por un año al safety Keanu Neal.

Dan Quinn es el nuevo coordinador defensivo en Dallas, pero en sus cuatro últimas temporadas completas en Atlanta solo una vez tuvo una defensa Top 10 (2017); el resto fue oscilar entre la 20 y la 28 de la liga.

Dak es un buen quarterback, pero sin defensiva se verá obligado a hacer milagros para que los Cowboys puedan ganar los domingos.

Texans

Firmaron a muchísimos jugadores en la agencia libre, como al quarterback Tyrod Taylor, los corredores Phillip Lindsay y Mark Ingram, el wide receiver Andre Roberts, y los linebackers Kamu Grugier-Hill y Christian Kirksey, entre otros. ¿Cuántos de ellos realmente harán diferencia en 2021?

Esta es una de las franquicias más disfuncionales en la NFL y más temprano que tarde tendrán que aceptar una oferta y despedirse de su mejor jugador: Deshaun Watson.

David Culley debutará como head coach después de ser el coordinador del peor ataque aéreo de la liga en Baltimore.

Todo mal en Houston.