NFL

Chris Godwin será etiquetado por los Buccaneers

Retener al explosivo receptor es una prioridad para los campeones en la defensa de su título.

Estados Unidos
Chris Godwin con los Buccaneers
Tyler Kaufman AP

Después de obtener el campeonato de manera hasta cierto punto sorpresiva, los Tampa Bay Buccaneers enfrentaban una serie de decisiones con los importantes nombres del equipo que se enfilaban a la agencia libre.

Los Bucs tomaron la primera de esas decisiones la mañana del martes, cuando le informaron al explosivo receptor Chris Godwin que recibirá la etiqueta de franquicia para la siguiente temporada, convirtiéndose en la prioridad de Tampa Bay. Con la designación, Godwin jugaría en 2021 con un contrato por 16.5 millones de dólares a menos que se concrete un pacto a largo plazo.

Al hacer de Godwin su prioridad, ahora los campeones corren el riesgo de perder en la agencia libre al edge Shaq Barrett y al linebacker Lavonte David, dos de los bastiones de una defensiva que derrotó a Drew Brees, Aaron Rodgers y Patrick Mahomes en juegos consecutivos de playoffs en camino al título. Barrett jugó 2020 con la etiqueta de franquicia por 15.8 millones.

Con una larga lista de agentes libres y con apenas unos 15 millones de dólares disponibles en el tope salarial proyectado antes de la firma de Godwin, los Bucs deberán hacer una serie de movimientos para crear espacio suficiente para retener a jugadores clave y mantenerse competitivos. De acuerdo con varios reportes, la gerencia ya inició conversaciones para reestructurar el contrato de Tom Brady y darle al equipo cierto margen de maniobra.

Lo van a necesitar.

Además de Barrett y David, el equipo debe tomar decisiones respecto a Rob Gronkowski, Leonard Fournette y Antonio Brown, quienes anotaron en la victoria sobre los Chiefs en el Super Bowl LV, y son tan sólo algunos de los nombres que irán al mercado para la próxima temporada.

Con la designación del martes, el equipo dejó en claro que no podía darse el lujo de arriesgarse a perder a Godwin. Más importante aún, no podía arriesgarse a enfadar a Brady quien, sin lugar a dudas, fue parte de la decisión de priorizar a Godwin. Después de todo, no es de todos los días que Brady se refiera a alguien como “unas de las mejores manos que haya visto”, como lo hizo con Godwin luego de apenas una temporada de trabajar juntos.

En 2020 y con Brady detrás del centro, Godwin finalizó la campaña con 65 recepciones para 840 yardas y siete touchdowns en 12 partidos, un ligero declive respecto a su campaña anterior en la que fue al Pro Bowl tras acumular 1,333 yardas en 86 balones atrapados en tan sólo 14 encuentros.

El declive en la producción de Godwin poco tuvo que ver con el rendimiento del jugador de cuarto año y mucho con el hecho de que la ofensiva de los Bucs tuvo mucho más balance en 2020 y a que Brady tuvo más armas a su disposición en el versátil ataque de Tampa Bay.