LOS ANGELES DODGERS

Trevor Bauer lanza entrada contra Padres con un ojo cerrado

El lanzador trabajó por tres entradas la loma de los Dodgers. Recibió un par de imparables y negoció un boleto pero se colgó el cero en cada capítulo.

Estados Unidos
Trevor Bauer
Ross D. Franklin AP

Trevor Bauer ya estrenó el uniforme de los Dodgers sin “descargas de adrenalina” en una blanqueada del campeón defensor a Colorado Rockies. En su más reciente aparición en el montículo, ante un equipo contendiente, San Diego Padres, el ganador del Cy-Young se retó a sí mismo y lanzó un episodio con un ojo cerrado, reclamó.

Al nuevo as en la rotación de la novena angelina le gusta ponerse retos a sí mismo: “Me gusta ponerme en situaciones incómodas y lanzar de diferentes maneras e intentar encontrar una solución a ello. Así es como mejoras. Encuentra una forma de ponerte incómodo, luego te acomodas a ello y repites”, dijo al término del encuentro, según Mike DiGiovanna, de Los Angeles Times.

Bauer se fue con tres episodios lanzados en los que recibió un par de imparables y regaló un boleto a la primera colchoneta. También ponchó a tres jugadores en 52 envíos al plato.

“Me di cuenta de que si no pueden anotarme con solo un ojo abierto será difícil hacerlo con dos. Solo tuve un poco de diversión. Realmente hay una razón detrás de ello. Si quisiera compartirla, ya lo habría hecho”, añadió.

El primer bateador que enfrentó, Jurickson Profar, conectó un imparable. Después Tommy Pham pasó a la primera base con boleto negociado, y después vino un lanzamiento descontrolado. Frente a Austin Nola, Bauer dominó con elevado y fue después que vinieron un par de chocolates ante Victor Caratini y el infielder novato Ha-seong Kim.

“Supongo que cuando no puede tomar el control de alguna forma eso lo encamina. Me encanta la forma en la que fija sus límites y no se sabe lo que funciona y lo que no hasta que lo intentas”, comentó Dave Roberts.

Lanzar en Opening Day, un honor

Conocido por la precisión con la que embiste el plato, Clayton Kershaw ha estado lanzando por su parte en entrenamientos de los Dodgers alcanzando las 90 millas por hora en su recta de cuatro costuras.

A su edad, Kershaw ha comenzado a descender en el millaje, no en su confianza. "Me siento bien", confesó para Juan Toribio, de MLB.com.

En cuanto a quién se le designará la tarea de abrir la campaña contra los Rockies en Colorado o contra los Nationals en Los Angeles, no hay aún certeza. De cualquier forma, el veterano reconoce la importancia de subir a la loma en ambas fechas.

"Opening Day es algo especial, obviamente, así que quien sea que lo tenga será un honor. Pero el inaugural en casa este año será especial por sí solo. Es la primera vez en el Dodger Stadium en el año después de ganar la Serie Mundial tras 32 años", declaró.