Indianapolis Colts

Primer problema para Carson Wentz: Michael Pittman no cederá el 11

Carson Wentz se topa con su primer obstáculo en su nuevo equipo, encontrar un nuevo número.

Estados Unidos
Michael Pittman con los Colts
Julio Aguilar Getty Images

Por si no fuera lo suficientemente raro tener que acostumbrarse a ver a Carson Wentz con un nuevo uniforme, lo más probable es que también debamos verlo la próxima temporada con un nuevo número.

El veterano de cinco temporadas en la NFL fue canjeado la semana pasada de los Eagles a los Colts luego de un tumultuoso divorcio con Philadelphia. La recepción en Indianápolis no fue mucho mejor, luego de que uno de los jóvenes receptores que debería congraciarse con su nuevo quarterback inició su relación con el pie izquierdo.

Michael Pittman declaró el lunes que no está dispuesto a cederle a Wentz el número 11 que el quarterback ha portado desde sus años en North Dakota State y que, con toda probabilidad, será imposible convencerlo.

“Yo soy el número 11”, dijo Pittman a TMZ Sports. “No creo que vayamos a lograr un acuerdo”.

Esa no es la manera de ver muchos balones en su dirección la próxima temporada, en especial para un jugador con apenas una temporada en la liga y que apenas comenzó a utilizar el número el año pasado luego de usar el 6 durante sus años en USC.

En sus declaraciones TMZ Sports, Pittman señaló que Wentz se le acercó para sondear el nivel de interés en un trato por el número y al toparse con pared, el quarterback optó por dejar atrás la idea de retomar el número que ha utilizado durante una agridulce carrera en la NFL.

“Sí, hablé con él, quería saber qué tan interesado estaba yo con el número 11, y le dije que estaba aferrado a él y me dijo: ‘Está bien, viejo, probablemente lo iba a cambiar de todas maneras”, dijo Pittman. “Me lo preguntó de manera muy respetuosa y lo aprecio por ello. Creo que es un gran tipo, porque muchos jugadores de su estatus hubieran llegado exigiéndolo”.

Entre jugadores que llegan a un nuevo equipo no es algo fuera de lo común llegar a un acuerdo monetario o en especie por obtener el número que los ha identificado durante el grueso de su carrera. Darrelle Revis, por ejemplo, desembolsó 50.000 dólares para obtener el número 24 de Mark Barron a su llegada a Tampa Bay. Después de todo, no todos pueden ofrecer un campeonato a cambio de un número como lo hizo Tom Brady la campaña pasada, precisamente con los Bucs.

Wentz podría intentar hacer una oferta similar a la de Brady, pero la historia dice que difícilmente podría cumplir con su parte del acuerdo. Y, considerando los altibajos que ha tenido durante sus primeros cinco años en la NFL, no le vendría mal a Wentz un nuevo inicio con un nuevo número en la camiseta.