Impeachment a Trump

¿Trump testificará en su segundo impeachment?

La próxima semana se llevará a cabo el Impeachment en contra del ex presidente Donald Trump y muchos todavía se preguntan ¿testificará el republicano?

Estados Unidos
¿Trump testificará en su segundo impeachment?
SAUL LOEB AFP

El 6 de enero quedó marcado en los Estados Unidos después de que partidarios del entonces todavía presidente del país. Donald Trump, asaltaran el Capitolio en un último intento por tratar de revertir los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre.

La insurrección fue un acto que llevó a los demócratas a sugerir un segundo impeachment en contra de Trump, esto al principio para sacarlo del poder antes de la toma de posesión de Joe Biden. Debido a la tardanza del mismo, llegó el día de cambio de poderes, pero el juicio político seguía en pie.

La próxima semana se espera que se lleve a cabo este 'Impeachment', específicamente el martes 9 de febrero, en donde los demócratas pidieron a Donald Trump testificar a través de una carta.

El principal gerente de juicio político de la Cámara, Jamie Raskin, un demócrata, le escribió a Trump pidiéndole que testificara bajo juramento antes o durante el juicio, desafiando al expresidente a explicar por qué él y sus abogados han disputado acusaciones fácticas clave en el centro de su acusación de que incitó a una turba violenta a asaltar el Capitolio.

¿Testificará Trump?

A pesar del pedido de los demócratas, el asesor de Trump, Jason Miller, anunció que el ex presidente del país no testificará durante o después del juicio político, además de calificar el Impeachment como un proceso inconstitucional.

Y es que la solicitud de los gerentes de juicio político de la Cámara de Representantes no requiere que Trump comparezca, aunque el Senado podría forzar una citación judicial más tarde, pero advierte que cualquier negativa a testificar podría usarse en el juicio para respaldar los argumentos a favor de una condena.

A pesar de que Trump no testifique, la solicitud deja en claro la determinación de los demócratas de presentar un caso agresivo contra él a pesar de que ha dejado la Casa Blanca.