Colts
24
FIN
27
Bills

WILD CARD WEEKEND

Bills sobreviven a susto de los Colts y sigue con vida

Josh Allen lanza dos pases de touchdown y corre para uno más y la defensiva resiste un último embate de Philip Rivers.

Estados Unidos
0
Josh Allen, Stefon Diggs
Jeffrey T. Barnes AP

Al Pacino en su papel del coach Gus D’Amato en “Any Given Sunday” define al football como un juego de pulgadas. “Quiero decir, medio paso antes o medio paso después, y no lo logras. Medio segundo muy lento, o muy rápido y no lo agarras”.

La tarde del sábado en Buffalo, los Bills ganaron todas esas pulgadas y desmantelaron a los Indianápolis Colts... una pulgada a la vez.

Micah Hyde se encargó de que los Bills no perdieran en un “Ave María” por segunda vez en la temporada, Gabriel Davis tuvo dos milimétricas recepciones para mantener con vida una serie de touchdown en los últimos segundos de la primera mitad, y eventualmente Josh Allen y los Bills se abrieron paso a una victoria 27-24 sobre los Colts y a un lugar en el playoff divisional.

Buffalo logró resistir una furiosa embestida de Philip Rivers y los Colts en el último cuarto para obtener su primera victoria en playoffs desde que Jim Kelly llevó a los Bills a la ronda divisional en 1995. Allen no había nacido.

Los Colts, por otro lado, tuvieron que enfrentarse al equipo más encendido en la figura de los Bills y a sus propios errores. Al final, fue demasiado.

Kemoko Turray cometió un flagrante offside en 4to down que prolongó una marcha de los Bills con menos de dos minutos en el segundo cuarto. En la siguiente jugada Isaiah Rodgers no pudo quedarse con una intercepción en las diagonales y, dos jugadas después, Buffalo finalmente capitalizó con acarreo de Allen de cinco yardas a la zona prometida para tomar ventaja de 14-10. Nunca más mirarían hacia atrás.

La serie con la que Buffalo tomó ventaja inició en su propia yarda cuatro después de frenar a unos Colts que se negaron a tomar un corto gol de campo. Rodrigo Blankenship estrelló en el poste un intento de 33 yardas en el tercer cuarto y el coach Frank Reich perdió un tiempo fuera al retar un supuesto fumble que claramente había sido down. Al final, Indianápolis extrañaría todas esas oportunidades.

Allen completó 27 de 46 intentos para 309 yardas con dos envíos de touchdown, una conexión de 3 yardas con Dawson Knox en el primer cuarto y una brillante espiral de 35 yardas con Stefon Diggs a inicios del cuarto periodo que puso el marcador 24-10 y parecía darle tintes finales al encuentro.

En su último año de contrato y con 39 años a cuestas, Rivers no iba a caer fácilmente. El veterano, en su primer año con los Colts, comandó una trepidante marcha de siete jugadas y 75 yardas que culminó con un pase de touchdown a Zach Pascal para reducir el margen con 11:32 en el reloj.

Luego de que Tyler Bass ampliara la ventaja de Buffalo con un gol de campo de 54 yardas, Rivers fue a trabajar nuevamente, con una serie de 75 yardas en apenas 1:55 que culminó con una recepción anotadora de Jack Doyle de 27 yardas que acercó a los Colts 27-24.

Pero fue entonces que todas esas pulgadas —y las decisiones cuestionables— le cobraron factura a unos aguerridos Colts.

Los jóvenes Bills, que tuvieron 128 yardas en seis recepciones de Diggs, aprendieron una valiosa lección: En playoffs la jerarquía no cuenta. Los triunfos sí.