Temas del día Más temas

PHILADELPHIA UNION

Jim Curtin considera merecida la partida de McKenzie al Genk

El entrenador de Philadelphia Union aseguró que no hay jugador que merezca más el llegar a Europa. Mark emigró después de ser nombrado MLS Best XI 2020.

Estados Unidos
Jim Curtin considera merecida la partida de McKenzie al Genk

Mark McKenzie dejó al equipo de la MLS que lo vio nacer como futbolista para cumplir el sueño de jugar en Europa. Tras su partida Jim Curtin, DT del Philadelphia Union aseguró que no hay jugador que merezca más el cumplir el sueño de jugar en el viejo continente; además de hacerlo dejando buenos números para el club que lo formó como profesional. A la salida del defensor se sumó la de Aaronson, quien fue a Salzburg.

Después de confirmarse el fichaje de Mark al fútbol de Bélgica, su entrenador acudió a una conferencia de prensa, donde charlo con los medios de comunicación sobre la salida del defensor central. Curtín confirmó que no hay jugador que merezca más esa oportunidad, además de revelar que el jugar en Europa era un sueño de McKenzie desde que tenía 10 años.

“Puedo decir esto definitivamente: no hay jugador más merecedor o que haya trabajado más duro. Ha tenido este sueño desde que era un niño de 10 años en Union juniors. Este día que viene, es realmente especial para Mark”, dijo a los medios de comunicación.

McKenzie piensa en ser top

Uno de los factores que hizo que el estadounidense se decidiera por ir al Genk fue en gran medida por la cantidad de futbolistas que ha impulsado a llegar a convertirse en jugadores top a nivel mundial; pero sabe que todavía tiene mucho que aprender y mejorar para poder llegar a clubes importantes del viejo continente.

“Cuando supe por primera vez que Genk estaba interesado, estaba emocionado. Es un club que desarrolla y transfiere jugadores al siguiente nivel, eso fue prometedor para mí. Todos tenemos que reconocer dónde estamos en nuestro desarrollo, todavía tengo puntos en mi juego que necesito pulir… Me han estado observando durante un tiempo, ven áreas de mi juego en las que puedo crecer, pero también en las que puedo beneficiar al equipo. Ese equilibrio me dio ganas de moverme”, sentenció el joven defensor de 21 años.