MLB

Muere Tommy Lasorda, leyenda de Los Angeles Dodgers

Involucrado en la organización angelina por siete décadas, Lasorda llevó a los Dodgers a cuatro títulos de Liga Nacional y dos campeonatos de Serie Mundial como manejador.

Estados Unidos
0

Tommy Lasorda, estratega de Los Angeles Dodgers por más de dos décadas e integrante del Salón de la Fama, murió a sus 93 años en Fullerton, California, este jueves.

El fallecimiento de Lasorda, anunciado primeramente por el club angelino, ocurrió debido a un paro cardiorrespiratorio en su hogar, por el que tuvo que ser trasladado a un hospital local. El icónico integrante de la familia Dodger estuvo hospitalizado desde noviembre en terapia intensiva, y fue enviado a su hogar este martes.

Originario de Norristown, Pennsylvania, Lasorda tuvo una efímera transición como pelotero de Ligas Mayores. Lanzó apenas 13 episodios para Brooklyn Dodgers y 45.1 con Kansas City Athletics en tres temporadas (1954-1956). Para 1973, al integrarse al cuerpo de entrenadores de Walter Alston, Lasorda le dio otra dirección a su carrera.

Alston, el estratega más ganador en la historia de los Dodgers (2040-1613), salió de la novena en 1976, dejando el lugar disponible para Lasorda, quien permaneció como entrenador del club en 21 temporadas consecutivas.

Bajo las órdenes de Lasorda, los Dodgers ganaron 1,599 partidos (por 1,439 derrotas), ocho banderines divisionales, cuatro títulos de Liga Nacional y dos campeonatos de Serie Mundial (1981,1988).

"Su pasión, éxito, carisma y sentido del humor lo convirtieron en una celebridad internacional, creciendo nuestro deporte. Tommy le dio la bienvenida a jugadores de México, República Dominicana, Japón, Corea del Sur y otros sitios, haciendo del baseball un deporte más fuerte, diverso y mejor”, expresó Rob Manfred, comisionado de Grandes Ligas.

Sangre azul Dodger

En un artículo para The New York Times, en marzo de 1978, Lasorda confesó la magnitud de su filia por los Dodgers: “Mi ropa es azul, el azul Dodger. No usaré el rojo. Córtame las venas y sangraré azul Dodger. Si vienen problemas, le rezo al gran Dodger en el cielo”, sentenció entonces Lasorda para Roger Kahn, quien lo perfiló como "El hombre feliz de los Dodgers".

Su última aparición en público fue en el Juego 6 de Serie Mundial en el Globe Life Park, en octubre, en el que los Dodgers se coronaron ante Tampa Bay Rays, y en el que levantaron su primer Trofeo del Comisionado en los últimos 32 años, cuando Lasorda era aún manager de la organización.

“En una franquicia que ha tenido a tales celebridades del baseball, ninguna que haya portado el uniforme representó el espíritu Dodger como Tommy Lasorda", reconoció Stan Kasten, presidente y CEO del club.

"Cuando tomé este empleo, me preguntaron si estaba preocupado al remplazar a un hombre que lo mantuvo por 23 años. Les dije que no. Estaba preocupado por el hombre que tendría que remplazarme. Soy el estadounidense más optimista desde el General Custer", agregó para Kahn.

Durante la Fernandomanía, incluso, a Lasorda se le captó hablando en español.

A Lasorda se le recuerda por su elocuencia y carisma dentro y fuera del terreno de juego, como una de las figuras más comprometidas con el baseball, y sus integrantes, a lo largo de su vida.