HONDUREÑOS POR EL MUNDO

Nayrobi Vargas, la joya hondureña de 14 años que se forma en FC Dallas

Con tan solo 14 años, el hondureño ya destaca sobre sus compañeros en la academia de FC Dallas, no solo por su 1.90, sino también por su calidad con el balón.

Nayrobi Vargas, la joya hondureña de 14 años que se forma en FC Dallas

El futuro de la delantera de la Selección de Honduras se encuentra en FC Dallas, ya que con tan solo 14 años, Nairobi Vargas, es una de las grandes promesas de la franquicia de la Major League Soccer, quienes prospectan contar con él en el primer equipo para el 2024. El catracho juega como centro delantero y ya mide 1.90 de estatura y cuenta con estadísticas superiores a lo normal en tan corta edad, ya que cuenta con 55 goles y 77 asistencias en aproximadamente 58 partidos disputados en las inferiores de FC Dallas.

La historia de Vargas tiene un toque especial, ya que fue gracias a Maynor Figeroa, que el pequeño con un sueño de ser futbolista llegó a la academia de Dallas en 2017; con lo que no solo le abrió la puerta para cumplir un sueño, sino que también lo colocó en una de las franquicias de la MLS que generan muchos grandes jugadores para la liga y actualmente para exportar a las grandes ligas de Europa. Su padre, Chimilo Vargas, explicó a El Diez, que Nairobi cuenta con una habilidad nata para ser ‘9’, pero puede desempeñarse en cualquier parte del ataque.

“Nairobi es un jugador distinto al resto. Es un ‘9’ nato, pero cuenta con cualidades suficientes para poder jugar en cualquier puesto del ataque, maneja muy bien el balón y cuenta con gran velocidad. Es goleador, pero también brinda juego al equipo, se sacrifica bastante y apoya a sus compañeros cuando se le requiere”, explicó su padre en la entrevista al medio hondureño.

Llegó a USA

Cuando tenía 5 años, sus padres decidieron dejar Honduras para comenzar una vida en Estados Unidos. Desde pequeño estuvo ligado al fútbol, ya que su padre jugó para Marathón y Real España en los finales de los 90’s y principios de los 2000; algo que fue fundamental para que la familia lo indujera en el mundo del balompié desde pequeño en academias de Carolina del Norte. Pero cuando empezó a crecer fue de forma sobresaliente.

“Realizamos el viaje a Dallas para hacer prueba con el equipo, la cual conseguimos en gran ayuda con Maynor Figueroa, quien en ese momento jugaba para el club. Nayrobi realizó pruebas y lo aceptaron de inmediato. Les dijimos que nos mudaríamos pronto a la ciudad para que él pudiera integrarse, pero ellos insistieron en que lo querían ¡para ya!, por lo que nos ayudaron a trasladarnos en menos de una semana”, dijo Vargas.