NFL

Josh Gordon queda fuera indefinidamente de los Seahawks por recaída

El receptor recibió luz verde para entrenar con Seattle hace 19 días y a prácticamente nada de debutar en 2020 ha sido marginado una vez más.

Josh Gordon con los Seahawks

Tras un largo proceso de rehabilitación por, una vez más, violar los protocolos de consumo de sustancias prohibidas por la NFL parecía que Josh Gordon regresaría a los emparrillados. No obstante, su caso ha dado un abrupto vuelco de nueva cuenta.

De acuerdo con un reporte del Seattle Times, Josh Gordon no podrá jugar o practicar de manera indefinida tras sufrir una recaída. Por el momento, no se ha determinado el motivo específico del nuevo veto al receptor.

A pesar de la decisión, Gordon aún puede estar presente en las reuniones de los Seahawks y tener entrenamiento individual en las instalaciones del club.

La decisión de marginar al producto de Utah de toda actividad se da a un día de que se incorporara al roster activo del club ─a pesar de tener permiso desde el 3 de diciembre, los protocolos por COVID retrasaron el proceso─ y a cinco días de poder ver su debut en la campaña 2019.

Problemas recurrentes

Desde que fue reclutado por los Browns en el Draft 2012 Josh Gordon ha cumplido cinco diferentes condenas relacionadas con el consumo de sustancias. En total, se ha perdido tres campañas completas y solo pudo jugar en todos los juegos de su año de novato.

En septiembre de 2020 Gordon, con la firme promesa de un retorno a la NFL, firmó un acuerdo de un año y un millón de dólares con Seattle. En cinco juegos disputados para Seahawks, el receptor de 29 años amasa siete recepciones para 139 yardas sin anotación.