NFL

No esperes más: Los pronósticos para la semana 11 de la NFL

Titans y Ravens reeditan su duelo de playoffs de enero pasado y en esta ocasión las implicaciones son similares.

Derrick Henry contra los Ravens
Will Newton Getty Images

Hay momentos que, por más absurdos que parezcan, quedan tatuados en la memoria. En lo personal, me viene a la mente el 18 de abril de 1998 (tuve que googlear la fecha, pero el momento permanece indeleble): El día en que los Colts seleccionaron a Peyton Manning.

En aquellas fechas yo tendría unos 20 años y la NFL estaba lejos de ubicarse entre mis prioridades, pero recuerdo claramente un momento en la transmisión en el que explicaron que los Colts analizaron a detalle todas y cada una de las jugadas de Manning y Ryan Leaf antes de tomar una decisión.

Hoy, después de saber lo que sabemos, es obvio que la decisión fue la correcta. Pero ese comentario explica de manera precisa que en la NFL la diferencia de talento es mínima y que lo que separa a una leyenda de un fracasado radica, principalmente, en los intangibles: Liderazgo, confianza, actitud ante la adversidad, etc.

En ese mismo orden de ideas, a principios de semana leí dos declaraciones que me llamaron mucho la atención. Una de Joe Burrow y otra de Tua Tagovailoa, ambos novatos, ambos con éxito prematuro, uno a nivel personal y el otro a nivel colectivo.

No voy a jugar así muy a menudo”, dijo Burrow después de la zarandeada en Pittsburgh.

“Pensé que iba a ser mucho más difícil”, dijo Tagovailoa sobre su adaptación a la NFL luego de iniciar su carrera con marca de 3-0. “No que no sea difícil”, quiso componer después.

Ambos jugadores recorrieron con muchísimo cuidado la delgadísima línea que separa a la confianza de la soberbia. Y ambos lo hicieron después de un encuentro cercano con la adversidad: Burrow al sufrir la peor derrota de su trayectoria profesional y Tua luego de probar las mieles del éxito un año después de que su carrera quedó en entredicho por una lesión en la cadera.

Nuevamente: Liderazgo, confianza, y actitud ante la adversidad.

Aún es demasiado pronto para decir si Burrow y Tua serán dignos herederos de Peyton Manning. Hay muchos factores que rodean a la construcción de una leyenda de la talla de Peyton: Sistema, salud, reparto a su alrededor... Pero, por lo pronto, Bengals y Dolphins no pueden más que estar satisfechos con el rumbo que han tomado sus dos pasadores, y depende de la organización brindarles todas las herramientas necesarias para mantenerlos en la trayectoria hacia el éxito.

Ni Burrow ni Tua, dos tipos acostumbrados al éxito desde muy temprana edad, se achicaron ante la primera muestra de adversidad. Entonces ¿por qué yo habría de desconcertarme después de perder la primera semana en los picks ante Pirrón? En las sabias palabras de Aaron Rodgers, eso fue una “anomalía”.

Se corregirán esas fallas, que no fueron pocas. Me culpo a mi mismo. Mi mismo, eres un ignaro.

Entiendo donde fallé y porqué. Lo que me cuesta más trabajo comprender es por qué después de una semana de tres miserables aciertos contra el spread muchos de ustedes querían que me fuera a Las Vegas.

¡Ahhhh, ya entendí! No había leído bien. My bad.

Ahora sí, con ustedes los PRONÓSTICOS de la semana 11 de la NFL. Catorce aciertos o la devolución de tu dinero.

Juego de la semana

Titans en Baltimore (-6): En enero pasado, los Titans viajaron a Baltimore en papel de víctimas y, en su lugar, victimaron a unos Ravens que no supieron qué fue lo que les pegó. Bueno, después de recobrar el conocimiento se dieron cuenta que fue un “tractorcito” de 112 kilos con el número 22 en la espalda que en aquella velada corrió para 195 y lanzó un pase de anotación.

Obviamente, los Ravens no estaban preparados para Henry o simplemente jugaron con la cabeza puesta en un eventual duelo con los Chiefs por un boleto al Super Bowl. Sea cual sea el caso, Baltimore fracasó. El domingo no pueden darse el mismo lujo. El ganador se afianzará en el panorama de postemporada, el perdedor podría tener que recorrer un camino cuesta arriba el resto del calendario sólo para intentar llegar con vida a enero. Si esto no es un juego de playoffs, se parece muchísimo.

Y no podría llegar en peor momento para ninguno de estos dos equipos.

Los Titans han perdido tres de sus últimos cuatro, los Ravens han caído en dos de sus últimos tres. Ambos se encuentran en el segundo lugar de su división, con marca idéntica de 6-3 y los dos vienen de una derrota.

Tennessee parece haber perdido la pegada, con apenas un juego de más de 300 yardas totales en los últimos cuatro encuentros y no ha rebasado la barrera de los 24 puntos en ese lapso. Lamar Jackson y los Ravens, por su parte, están más vistos que Star Wars, su sistema no presenta nada nuevo y en una liga donde todo se copia los equipos simplemente les han encontrado el modo para minimizar los daños.

Entonces ¿qué podemos esperar el domingo? Todos sabemos lo que Baltimore va a hacer, más de lo mismo, y todos sabemos que Jackson no es precisamente el mejor cuando las luces son más brillantes y este, señores, es un juego GRANDE. Los Titans, por su parte, tiene muchas más variantes. Si la línea es capaz de resistir la presión, tienen un ataque más balanceado y una defensiva mediana que se dobla, pero no se rompe. Si Tennessee es capaz de establecer a Henry temprano, y no hay motivos para pensar lo contrario, podríamos ver una repetición de lo que sucedió en enero.

En un juego más apretado que calzón de luchador: Titans 28-26 Ravens.

Seguro de la semana

Jets en L.A. Chargers (-8.5): Si Adam Gase fuera una comida, sería hígado encebollado. De pollo. Echado a perder. Chargers 31-19 Jets.

Sorpresa de la semana

Bengals en Washington (-2): Alex Smith le ha inyectado vida al ataque de Washington. ¿Suficiente para mantener el paso de Burrow? No lo creo. Bengals 28-27 Washington.

Los TurboPicks

Cardinals en Seattle (-3): Un duelo divisional entre dos equipos talentosos y en momentos opuestos se reduce a dos cosas: Experiencia y sentido de urgencia. Seahawks 34-30 Cards.

Eagles en Cleveland (-3.5): La defensiva de Filadelfia es una autopista y los Browns tienen dos bólidos. Browns 33-23 Eagles.

Falcons en Saints (-5): Puedo poner un montón de argumentos de uno y otro lado. O puedo echar un volado. ¿Adivinen qué hice? Saints 30-27 Falcons.

Lions en Carolina: Como ustedes ya deberían saberlo, no se puede confiar en un León. Panthers 31-26 Lions.

Steelers (-10) en Jacksonville: Pittsburgh viaja a Jacksonville con la cabeza en Baltimore. Juego de trampa. Steelers 27-20 Jaguars.

Patriots (-2) en Houston: No se había visto a texanos tan indefensos desde la masacre de El Álamo. Patriots 24-20 Texans.

Dolphins (-3) en Denver: ¿Se acuerdan de ese capítulo de los Simpson en el que Snorky comanda la rebelión de los Delfines? Hagan de cuenta. Dolphins 28-21 Broncos.

Packers en Indianápolis (-2): Los Packers están 6-0 este año cuando roban al menos un balón... y del otro lado está Rivers. No se necesita ser ingeniero atómico físico nuclear de la planta de Chernóbil, Ucrania. Packers 27-24 Colts.

Dallas en Minnesota (-7.5): Voy a ser lo más claro posible. Tomaba a los Vikings incluso si estuviera Prescott. Vikings 31-17 Cowboys.

Chiefs (-7) en Las Vegas: Me imagino que hacer enojar a Mahomes es como hacer enojar a tu novia, simplemente no es una buena idea. Y Mahomes está enojado con los Raiders. Chiefs 36-27 Raiders.

Rams en Tampa Bay (-3.5): Los Bucs están 1-2 esta temporada en horario estelar y promedian 15.6 puntos en esos tres encuentros. Ya deben una. Bucs 29-23 Rams.

#QuedateEnCasa como: Bills (7-3), Bears (5-5), Giants (3-7) y 49ers (4-6).

La Apuesta de DeTocho

Chiefs -7

Bengals/WFT OVER de 46.5

Titans +6

Carrera de Picks:

Semana 10

Pirrón: 11-3

DeTocho: 8-6

En la temporada:

Pirrón: 91-56

DeTocho: 100-47

Contra el spread:

Semana 10

Pirrón: 8-6

DeTocho: 3-11

En la temporada:

Pirrón: 60-78-9

DeTocho: 70-73-4